Sacyr quiere poner en venta hasta un 4% de Repsol

No Comentado

Sacyr quiere poner en venta hasta un 4% de Repsol

Sacyr ha comenzado a trabajar para refinanciar parcialmente su 9,2% de participación en Repsol. La intención de la constructora es alargar el crédito de 2.400 millones de euros y vender entre un 3 y un 4% de la petrolera.

Algunas fuentes financieras han informado que la empresa ha comenzado las conversaciones con Banco Santander para alargar otros tres años el préstamo sindicado con el que en 2006 compró el 20% de Repsol.

Con la venta del 10% de la compañía a la propia Repsol, el crédito fue reducido a la mitad. Aquella trasmisión se hizo en diciembre de 2011. De no salir adelante, habría supuesto la bancarrota de Sacyr y la toma de control de Repsol por los acreedores.

El acuerdo firmado in extremis permitió amortizar 2.400 millones de euros, y extender el pago de los 2.400 millones remanentes hasta enero de 2015.

La semana pasada, durante la reunión del consejo de administración de Sacyr, analizaron la convocatoria de la próxima junta general de accionistas, el final de la huelga en Panamá y los primeros pasos de la refinanciación de Repsol.

Los números de Sacyr brillarán más en los próximos meses después de haber estado al borde de la quiebra. Pero la compañía necesita adelgazar aún más su pasivo, porque con el líquido que genera, no podría hacer frente a su abultada deuda.

A su vez, la mejor posición de Repsol, que ya ha resuelto la crisis argentina por YPF, facilitará que la banca refinancie el préstamo sin problemas. “No tomamos riesgo de Sacyr, sino de Repsol, que está perfectamente saneada”, asegura el responsable de un banco de inversión.

De acuerdo con fuentes financieras, JP Morgan y Morgan Stanley han sostenido reuniones con la cúpula de Sacyr para analizar posibles alternativas, tanto para su participación en Repsol como para la futura ampliación de capital y colocación de Testa. Fuentes oficiales de la constructora han indicado que todavía no se ha tomado decisión alguna.

Pero lo que parece claro es que ambas transacciones van asociadas, porque las acciones de Testa están ahora pignoradas en garantía del crédito sindicado de Repsol, que exigía a Sacyr una cobertura del 150% de su valor, es decir, activos por importe de 3.600 millones de euros.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)