Dentista sin licencia desfigura a una menor

1 Comentario

dentista licencia

Un dentista sin licencia dejo desfigurada a una niña de 14 años tras caerse y romperse un diente, ya que en lugar de reparar el diente, le limó los cuatro dientes superiores.

Claribel Agramonte, madre de la menor, buscó un dentista barato mediante un amigo. El dentista sin licencia trabajaba en una clínica clandestina en la parte trasera de su casa, en La Pequeña Habana (Miami).

“Yo preguntaba por qué hacía eso pero él insistía en que había sido dentista por décadas en Cuba y que sabía lo que hacía y que mi hija iba a quedar hermosa para las fotos de quinceañera”, relató Agramonte.

El miércoles, las autoridades arrestaron a Humberto Francisco Pérez, de 81 años, y a dos de sus familiares por desfigurar a la joven de 14 años en febrero en una clínica ilegal en el 1039 de la calle 11 del suroeste.

De acuerdo con el informe de su arresto, Pérez le puso anestesia a la joven y, sin esperar hasta que tomara efecto, comenzó a limar sus dientes mientras le salía sangre de la boca. Durante el proceso de seis horas, la joven gritó, lloró y se retorció en la silla.

Tras instalar un puente temporal, Pérez citó a la adolescente para una segunda visita en la cual instalaría un puente permanente. A pesar de que la adolescente tenía miedo, regresó. “Lo que le puso a mi hija fue un puente de hierro en forma de dientes con pintura blanca”, aseguró Agramonte. “Parecía como que tuviera cuatro pedazos de ‘chicle’ en lugar de sus dientes”.

La adolescente quedó desfigurada. Actualmente está siendo tratada por un dentista de la Universidad de Miami.

“El dentista actual asegura que en sus 30 años de experiencia nunca había visto algo tan horrible como lo que le hicieron a esta niña”, declaró el mayor David Magnusson, del Departamento de Policía de Miami.

Pérez y su esposa María, quien presenció los hechos, enfrentan cargos de abuso y negligencia infantil y proporcionar servicios odontológicos sin tener licencia.

La hija del matrimonio, Odalis Hernández-Pérez, enfrenta un cargo de negligencia infantil. Según el informe de su arresto, Hernández-Pérez estuvo presente durante los procedimientos pero ignoró los gritos de dolor de la niña.

De hecho, en lugar de ayudar, Hernández-Pérez se quejó de la pequeña paciente, según reportó la abuela de la joven a la policía. “Papi, por eso no me gusta cuando le haces algún trabajo a niños, siempre hacen un show, lloran”, afirmó Hernández-Pérez, de acuerdo con las autoridades.

Después de la visita al dentista, la adolescente se quejó de dolor y sensibilidad al frío y el calor por semanas. “La víctima no quería comer y lloraba del dolor”, según el informe del arresto. “Sus encías se ennegrecieron y se hincharon”.

El caso fue investigado por la policía junto al Departamento de Salud de la Florida y un equipo condal contra delitos farmacéuticos, aunque los detectives sospechan que hay más víctimas.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados

1 Comentario

  1. Ana Pevida

    Menos mal que le puso anestesia, lo malo fue el resultado…. en todos los paises deberia de haber una ley severa contra el intrusismo, por el bien del paciente. Muchas veces prefieres no acudir al dentista si no le conoces, con la consecuencia de un deteriodo evitable si se coge a tiempo.

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)