Endesa, Iberdrola y Gas Natural recurren ante la Audiencia Nacional

No Comentado

Las empresas Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa han presentado recursos contencioso-administrativos ante la Audiencia Nacional en contra de la orden del Ministerio de Industria.

En los recursos fijan los nuevos porcentajes de reparto de la financiación del bono social en 2014.

A través de esta orden ministerial carga la financiación del bono social sobre un total de 27 empresas, si bien las cinco grandes eléctricas integradas en Unesa, y especialmente Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa, deben asumir el 99% de este coste, que ronda los 200 millones de euros.

Este bono social ha sido creado en 2009 y ha sido financiado en un comienzo por las cinco grandes eléctricas a razón de unos 150 millones de euros al año.

Iberdrola ha denunciado este mecanismo por discriminatorio y logró que en 2012 el Tribunal Supremo le diese la razón.

Posteriormente, en noviembre del año 2013, el Supremo ha dictado un auto en el que extendía a las cinco grandes eléctricas el derecho a que se les restituyese el dinero dedicado al bono social.

Después de ser anulada la fórmula de financiación restringida a las cinco empresas, el Gobierno comenzó a cargar de forma provisional a la tarifa eléctrica en 2013 el coste del bono social, mientras definía el nuevo mecanismo de financiación.

Después de esta medida, el Gobierno ha decidido volver a obligar a las eléctricas a financiar el bono social, pero ahora lo ha hecho mediante una fórmula regulatoria que elimina los elementos considerados ilegales por parte del Supremo.

El organismo, para evitar el efecto discriminatorio de la medida, se hace partícipe de la financiación al conjunto de empresas con actividades simultáneas de producción, distribución y comercialización, que son 27 en total.

Aunque han ingresado nuevos participantes, los principales porcentajes corresponden a las grandes eléctricas, a razón de un 41,61% para Endesa, un 38,47% para Iberdrola, un 14,18% para Gas Natural Fenosa, un 2,36% para E.ON y un 2,64% para EDP España.

El bono social se trata de una medida de carácter social diseñada para favorecer a los colectivos más vulnerables y se concreta en la congelación de la tarifa vigente en el momento de la puesta en marcha de la TUR hasta 2012. Se calcula que beneficiará a unos 5 millones de consumidores.

Podrán acogerse al bono social cuatro colectivos: los clientes domésticos residencias con una potencia contratada inferior a 3 KW; los pensionistas con prestaciones mínimas;  las familias numerosas y los hogares en los que todos sus integrantes se encuentren en situación de desempleo.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)