General Motors paraliza sus operaciones en Venezuela

No Comentado

General Motors paraliza sus operaciones en Venezuela

General Motors y varias empresas multinacionales presentes en Venezuela muestran nerviosismo y gran preocupación por el entorno económico en el cual se están desenvolviendo actualmente.

La compañía ha confirmado que declaró “ociosa” su planta de ensamblaje de automóviles en Venezuela, debido a la creciente inflación, los controles de precios y la escasez de divisas, que han llevado a la actividad económica en el país a un “punto muerto”. “No vemos el horizonte y una resolución a las operaciones de negocios en Venezuela”, comentó el vicepresidente ejecutivo y director financiero de General Motors (GM), Chuck Stevens.

Así mismo, Stevens señaló que los resultados en Suramérica con respecto al primer trimestre de 2014 probablemente sean “más débiles debido principalmente a la reducida producción en Venezuela”.  De igual forma, la compañía registró una pérdida importante de 162 millones de dólares (45 millones de euros) ocasionada por la reciente devaluación del bolívar.

La Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez),  principal organización que representa a las empresas más importantes de la industria automotriz en Venezuela, indica que en enero la producción cayó un 84,78%. De las siete ensambladoras privadas que se encuentran representadas en el gremio, solamente Toyota y Mack tuvieron algún tipo de producción de vehículos, mientras que las 5 restantes todavía no han podido producir en 2014.

De igual forma, Cavenez emitió un informe bastante preocupante al reportar una contracción de 87% en las ventas, indicando que en el mes de enero solamente se han comercializado 722 autos nuevos, unas 4.820 unidades menos comparadas con el mismo lapso del año pasado.

Ford Motor, otra de las grandes multinacionales presentes en Venezuela, también se pronunció sobre la situación, y señaló que la volatilidad política y económica hace cada vez más complicado planificar las operaciones de forma adecuada, e informó que ha recortado la producción debido a las dificultades que se presentan para obtener dólares.

La Federación de Trabajadores Automotrices, Autopartistas y Conexas, organización que se encuentra conformada por la mayoría de los sindicatos del sector, ha denunciado que están en peligro los puestos de trabajo por la dificultad de obtener divisas, la aplicación del Decreto presidencial 625, el cual regula los precios de los vehículos, y la masiva importación de autos que ha realizado el Ejecutivo nacional desde hace varios años.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)