Consejos para decidir si pedir un préstamo es buena idea

Comment Off

prestamos

A veces, se necesita un plus económico para concretar algún proyecto que hace tiempo se tiene en mente o se presenta una urgencia financiera que se debe atender.

Sea por la razón que sea, solicitar un préstamo personal es una opción disponible que merece la pena tener en cuenta. Pero no debe hacerse sin antes prestar atención a una serie de aspectos. Haciéndolo, se evitará caer en un circuito del que, posteriormente, no se pueda salir.

1 Haz un análisis de tu situación crediticia

En una primera instancia es aconsejable hacer un autoanálisis de las propias posibilidades para acceder a un crédito personal. Hay que contemplar la situación financiera de manera integral.

Observar cuáles son los gastos mensuales: alimentación, víveres, educación, salud, transporte, etcétera. Y cuáles los ingresos disponibles: sueldos, pagos, ahorros, etcétera. Además de establecer para qué se usará el capital económico que se solicitará.

Otro aspecto a tener en cuenta es la elección del tipo de préstamo que se va a solicitar, ya que, por ejemplo, no es lo mismo que sea con un aval que sin él.

2 Prevé el monto que pedirás y planifica cómo devolverlo

En una segunda instancia tendrás que establecer el importe que te prestarán. Una vez que tengas ese dato, podrás pensar en el modo que implementarás para devolver paulatinamente ese monto.

Debes saber que, probablemente, las entidades no aprobarán tu solicitud si las deudas financieras son superiores al 30% de tus ingresos. Sin embargo, cuando hagas tú análisis no te limites a eso, en vez de con tus ingresos haz los cálculos con la cifra de ingresos menos gastos fijos como referencia.

Pide el crédito en un plazo e importe que estés seguro que puedas afrontar.

3 Piensa en sí está justificado que pidas el crédito

Una vez que tengas en claro cuál es tu situación crediticia, cuál es la cantidad y la forma de devolverlo, puedes hacer un examen general sobre si vale la pena solicitar el préstamo o no. Compara el esfuerzo que tendrás que hacer para pagarlo, con los beneficios que te reportará el dinero. Mejor prevenir que curar. Si anticipas problemas, puede ser mejor esperar.

4 Busca la entidad financiera adecuada

Seleccionar la entidad financiera que te dará el préstamo merece una investigación cuidadosa. Evitar estafas o tasas de intereses exorbitantes dependerá de la seriedad y compromiso de la empresa que se elija. El mercado tiene una amplia oferta. Puedes comenzar tu investigación con los préstamos en LoanScouter.

5 Estudia y cumple las condiciones del contrato

Recurre a un asesor financiero o para despejar tus dudas sobre el préstamo que vas a tomar. Estudia las condiciones de los contratos de las diferentes entidades financieras y selecciona la que más se adecue a tu situación y a tus necesidades.

6 Evita acumular deudas

Si ya estás endeudado piénsatelo dos veces antes de pedir más financiación. Los préstamos no suelen ser buenas soluciones para pagar otros préstamos.

Si eres responsable y cumples, tu historial crediticio jugará en tu favor y podrás usarlo en las siguientes ocasiones en que necesites dinero para obtener mejores condiciones.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados