Pescanova confía en el cultivo del langostino

No Comentado

Pescanova confía en el cultivo del langostino

Nueva Pescanova, la compañía resultante del convenio que fue aprobado por casi el 70 % de los acreedores de Pescanova, seguirá siendo una multinacional pesquera y procesadora. No obstante, la empresa gallega deberá decir adiós a la actividad acuicultural, emprendida por el expresidente del grupo, Manuel Fernández de Sousa, hace más de una década.

De acuerdo con los datos de Globefish, desde que el siglo XXI llamó a la puerta, el consumo de productos del mar aumentó un 41%.

Durante los últimos años de su mandato, Manuel Fernández de Sousa, invirtió más de 830 millones de euros desde 2007 en plantas de acuicultura en todo el mundo. Los especialistas consideran que esa decisión supuso demasiado peso financiero para la compañía, que ya estaba altamente endeudada.

Sin embargo, Nueva Pescanova no va a abandonar la acuicultura aunque las filiales estén fuera de España. “El consumo va a crecer y la acuicultura será capaz de abastecer la demanda”, expuso el actual presidente, Juan Manuel Urgoiti.

“No hay planes para liquidarlas o vender las plantas de acuicultura de Centroamérica“, dijo un portavoz de uno de los bancos del llamado G7, el consorcio que se hará cargo de la gestión de la compañía.

Pescanova insiste en que mantendrán la división de pesca extractiva y acuicultura, para superar el que es el segundo mayor concurso de acreedores de la historia de España. Para la empresa, las instalaciones más importantes a preservar son Promarisco en Ecuador, con 4.517 hectáreas de terreno, y Camanica en Nicaragua, con 5.553 hectáreas.

Promarisco lidera la producción de langostino vannamei en Ecuador, con un 18% de cuota de mercado, y una facturación de 142,6 millones de euros a cierre de 2012. En Nicaragua, Camanica y Serviconsa -ambas de Pescanova- tienen un volumen de mercado del 35%, y facturaron en 2012 cerca de 44 millones de euros.

La firma gallega ha explicado que el mayor laboratorio de cría de larvas de langostino vannamei de toda América es de Pescanova, y está en Miramar (Nicaragua), siendo capaz de producir 400 millones de larvas al mes.

La única razón según los bancos acreedores por la que se desharían de alguna de las inversiones en Centroamérica -en acuicultura en general- sería porque “no arrancase aunque hubiésemos reestructurado su deuda”.

En distintas cláusulas (bajo el título Obligaciones de no hacer), el plan que marca el rumbo de la compañía posconcursal prohíbe a Nueva Pescanova destinar fondos procedentes de la recapitalización (125 millones) a Acuinova Portugal, Nova Guatemala, Pesca Chile y sus dos filiales (Acuinova Chile y Nova Austral) y, curiosamente, también a Insuiña, en Pontevedra.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)