21.2 C
Madrid
jueves, agosto 18, 2022
Inicio General Principales diferencias entre las tarjetas de crédito y débito

Principales diferencias entre las tarjetas de crédito y débito

Cada vez son más los pagos que se realizan con tarjetas de crédito, reduciendo la cantidad de efectivo que llevamos encima. Debido al amplio crecimiento de la utilización de las tarjetas, o de dispositivos como el móvil o relojes inteligentes, para pagar en cualquier establecimiento, también es diversa la oferta de diferentes tipos con varias modalidades además de la tradicional tarjeta de débito y crédito: 

Cada vez son más los pagos que se realizan con tarjetas de crédito, reduciendo la cantidad de efectivo que llevamos encima. Debido al amplio crecimiento de la utilización de las tarjetas, o de dispositivos como el móvil o relojes inteligentes, para pagar en cualquier establecimiento, también es diversa la oferta de diferentes tipos con varias modalidades además de la tradicional tarjeta de débito y crédito: 

  • Tarjeta de débito: es aquella asociada a una cuenta bancaria y cuya operación se registra instantáneamente en ella. 
  • Tarjeta de crédito: Tal y como su propio nombre indica, con la utilización de esta tarjeta puedes hacer pagos u obtener fondos hasta cierto límite y a crédito. En este caso, el dinero será devuelto en los plazos previstos. 
  • Tarjetas revolving: Es un tipo de tarjeta de crédito en la que se ha elegido la modalidad de pago flexible por la que podrá devolverse el crédito mediante el pago de cuotas periódicas. 
  • Tarjetas de prepago: Permite realizar pagos hasta el límite entregado a la entidad emisora con la posibilidad de recargarse una vez que la tarjeta llegue a cero. 
  • Tarjetas contactless: Son tarjetas de crédito o débito capaces de realizar pagos sin la necesidad de introducirse en el datáfono, únicamente acercando la tarjeta al aparato. 

Diferencias entre las tarjetas de débito y de crédito 

Tal y como era indicado anteriormente, las tarjetas de débito están necesariamente vinculadas a una cuenta corriente y solo el titular de esta cuenta debe realizar pagos con ella. En el caso de que el saldo de la cuenta llegue a cero, ya no se podrá seguir pagando con el plástico. 

En cambio, las de crédito no están vinculadas al dinero que posee el cliente, por tanto, en el momento del abono se descontará de la línea de crédito otorgada al usuario. En este caso, es un dinero que pertenece al banco por lo que deberá ser devuelto de manera posterior. 

Ventajas de la tarjeta de crédito 

  • Aceptación internacional: de forma regular, estas tarjetas son aceptadas en cualquier lugar del mundo lo que asegura al usuario disponer de la cantidad necesaria en cualquier momento. 
  • Seguros adicionales: a raíz del punto anterior, este tipo de tarjetas suelen incluir seguros adicionales como el de viajes o los que protegen al usuario en caso de pérdida o robo. 

Modalidades de pago de tarjetas de crédito 

Una vez que la entidad bancaria haya fijado la cantidad de dinero que el usuario puede disponer en una tarjeta de crédito, este dispondrá de diferentes formas de pago: 

  • Abono del importe al final de mes. 
  • Pago aplazado: En este caso se abonará una cantidad fija o porcentual cada mes. 
  • Pago personalizado: el cliente firma con la entidad bancaria un pago concreto que se realizará en los términos acordados. 

Ventajas de la tarjeta de débito 

  • El saldo de la cuenta marca el límite a gastar en la tarjeta. En caso de ser inferior a un determinado pago, este será anulado. 
  • Este tipo de tarjetas, usualmente, no genera comisiones ya que no hay financiación ni deuda generada a la entidad bancaria. 
  • Es un servicio asociado a disponer de una cuenta corriente. 
  • Muchas de ellas incluyen seguros de accidente, viaje u otra serie de beneficios dependiendo del valor de la tarjeta.  

Ambos tipos de tarjetas pueden ser utilizados en diferentes momentos dependiendo de la operación a llevar a cabo. La tarjeta de crédito puede ser de gran utilidad si debemos abonar un pago de un mayor volumen ya que es más flexible a la hora de devolverlo a la entidad bancaria. En cambio, la de débito puede ser utilizada para pagos más asequibles y otorga esa tranquilidad de no endeudarse con el banco del que el usuario es cliente. 

Últimas Noticias

- Advertisement -

Contenido Relacionado

- Advertisement -