Colombia suspende el envío de gas a Venezuela

No Comentado

Colombia suspende el envío de gas a Venezuela

Recientemente, el Gobierno de Colombia, bajo el mando de Juan Manuel Santos, ha decidido suspender el envío de gas a Venezuela,  como medida de prevención ante los esperados efectos del fenómeno del Niño. La decisión de la interrupción ya ha sido notificada a Venezuela.

El ministro de Energía y Minas de Colombia, Amylkar Acosta, precisó que la interrupción entrará en vigencia este martes 6 de mayo, cuando termina el plazo pedido por Venezuela una vez Acosta le planteó al vicepresidente venezolano para el Área Económica, Rafael Ramírez, las razones para la suspensión.

“Desde luego ya hablé con el ministro Ramírez de Venezuela… todo esto ha sido debidamente concertado con las autoridades del hermano país”, resaltó Acosta.

El ministro colombiano precisó que se ha postergado la suspensión debido a que Ramírez le pidió tiempo “para ellos realizar sus ajustes necesarios en sus sistemas de generación de energía”.

Acosta recalcó que “la suspensión es temporal y (es por)… la prudencia y la precaución que debemos tener al anunciado fenómeno del Niño que ya es inminente”.

El envío de gas desde Colombia hacia Venezuela se hace a través de una tubería de unos 224 kilómetros de extensión desde La Guajira, en el extremo del noreste colombiano, hasta el estado de Zulia en Venezuela.

Este es un proyecto de integración binacional impulsado desde 2002 por los gobiernos de los entonces presidentes Álvaro Uribe (2002-2010) y Hugo Chávez (1999-2013), para intercambiar gas entre los dos países cuando alguno lo precisara.

El ministro colombiano Acosta dijo que ese gas que se deje de exportar por parte de la estatal colombiana Ecopetrol a su par Petróleos de Venezuela será vendido a plantas en la región del Caribe colombiano, y donde se anticipe la influencia del Niño.

Un científico climático australiano ha precisado que el aumento de las temperaturas en las aguas del Océano Pacífico y el traslado rápido de aguas cálidas hacia el este, han incrementado las preocupaciones de que este año el patrón climático del Niño pueda ser uno de los más fuertes en varias décadas.

El Niño es un calentamiento de la superficie del mar en el Pacífico, que altera patrones eólicos y puede desencadenar inundaciones y sequías en diferentes partes del planeta, e influir en el suministro de alimentos.

Gran parte de los modelos de pronósticos meteorológicos indica que El Niño podría desarrollarse a mediados de año, aunque es demasiado temprano para evaluar su probable fuerza, según dijo la Organización Meteorológica Mundial de la ONU el 15 de abril.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)