Repsol compra puntos de recarga de vehículos eléctricos de Ibil

Comment Off

Repsol compra puntos de recarga de vehículos eléctricos de Ibil

Repsol ha comprado a la empresa semipública Ibil -participada al 50% por el Ente Vasco de la Energía (EVE) y la propia petrolera-, su red de recarga y servicios de comercialización de energía para vehículos eléctricos, compuesta por 1.230 puntos de recarga.

Además, adquirió los activos y los contratos asociados a estas actividades de Ibil, que es una empresa vasca pionera en la implantación de redes de recarga. De hecho, fue creada por Repsol y el EVE hace casi una década y fue el primer gestor de carga de España.

Esta adquisición, cuyo importe no ha trascendido, consolida a Repsol “como referente en movilidad en la península y su apuesta por la innovación y el desarrollo de nuevos productos y servicios adecuados a las necesidades de sus clientes”, según indica la propia empresa.

Tras el acuerdo, la red pública de recarga de Repsol tendrá más de 230 puntos de recarga (electrolineras) y se convierte en una de las infraestructuras de este tipo más relevantes de España. De ellos, 35 son de carga rápida situados en estaciones de servicio de la compañía, lo que posiciona a Repsol como líder en recarga eléctrica de este ámbito y las dos primeras instalaciones de carga ultra-rápida de la península.

La distribución de estos puntos de recarga es muy desigual. Casi la mitad de las electrolineras, 112, se encuentran en el País Vasco, 45 en la Comunidad de Madrid, 16 en Aragón, 13 en Castilla y León, 10 en Andalucía, 9 en Canarias, 8 en Cataluña, 5 en Navarra, 3 en Galicia y Baleares, 2 en la Comunidad Valenciana, y un punto de recarga tanto en Cantabria, como en Asturias y en Castilla-La Mancha.

La compañía operará también 1.000 terminales de ámbito privado que Ibil ha instalado a empresas y particulares. A esto se añaden los dos primeros puntos de recarga ultra-rápida de la península, instalados este año en estaciones de servicio de Repsol, que permiten recargar la batería de vehículos que soporten esta tecnología en un tiempo de entre cinco y diez minutos, similar al que se emplea en un repostaje convencional. Una de ellas, la situada en Ugaldebieta (Vizcaya), tiene cuatro terminales capaces de entregar individualmente hasta 400 kW, lo que los convierte en los puntos de recarga de mayor potencia de Europa.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados