Continúa paralización de central de Endesa Chile

No Comentado

Reciente el tribunal de Concepción en Chile rechazó el recurso presentado por la generadora Endesa para levantar la orden de no innovar que tiene paralizada las operaciones de la central Bocamina II desde el 17 de diciembre del año pasado.

El tribunal dictaminó la paralización de la central, tras acoger 3 recursos interpuestos por los pescadores artesanales y pobladores de Coronel, quienes acusaban infracciones a la Resolución de Calificación Ambiental.

Es la tercera solicitud que la empresa presenta a la corte.  A 45 millones de dólares (32 millones de euros) llegan las pérdidas por paralización de la central

La corte determinó dicha suspensión mientras resuelve respecto a un recurso de protección presentado por pescadores y vecinos de Coronel en contra de la central.

Los pescadores y pobladores de Coronel, opositores a la central, sostienen que la operación del proyecto “Optimización Central Termoeléctrica Bocamina 2 unidad”, no cuenta con una Resolución de Calificación Ambiental (RCA) que lo autorice.

En un breve comunicado, Endesa reaccionó a la resolución judicial que negó la reanudación del funcionamiento de Bocamina 2, insistiendo en que la termoeléctrica cumple con las normas que regulan la actividad, no existiendo contaminación, riesgo y menos aún daño a la salud de las personas y al medio ambiente”.

El proyecto de la Central termoeléctrica Bocamina II consiste en construir y poner en servicio una Segunda Unidad generadora de electricidad de 350 MW de potencia instalada, adyacente al sitio industrial de la Central Bocamina.

La planta será instalada a orillas del mar, dentro de un circuito de poblaciones de pescadores artesanales, los que superan las ocho mil personas.

El proyecto considera la instalación de un filtro de mangas en la actual Primera Unidad de la Central Bocamina, con el objetivo de reducir las emisiones de material particulado que ésta registra, lo cual dará como resultado que la emisión conjunta de la unidad generadora actual.

A fines del 2013, una corte local ya había ordenado a Endesa Chile el cierre de la planta vecina Bocamina II por estar involucrada en investigaciones sobre el impacto a la actividad de pesca artesanal en la zona.

A través de un comunicado, la empresa confirmó que ha cumplido con las medidas de corrección, seguridad y control ordenadas por la autoridad, cambiando la malla por una nueva estructura y reparando la cortina de burbujas de los sifones de Bocamina I y II.

Por su parte, los afectados consideran que esto no es así. Señalan que las reparaciones que se han hecho no son suficientes, son solo para que les otorguen la aprobación para poder operar.

En : General

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)