El Corte Inglés estudia refinanciar bonos por 690 millones

Comment Off

El Corte Inglés estudia refinanciar bonos por 690 millones

El Corte Inglés ha anunciado que podrá recomprar los 690 millones de euros en bonos que emitió en 2018 y sustituirlos por una nueva colocación. Se trata de una opción que, según aseguran fuentes financieras, está estudiando con detenimiento dentro de su estrategia general que busca reducir los costes de su deuda y librarse de las restricciones financieras a las que está sometido por su calificación crediticia con grado especulativo (high yield).

Recomprar estos bonos tiene un claro sentido económico, según los planes del grupo de grandes almacenes. La emisión paga un cupón del 3%, una cota que ha quedado desfasada tras la mejora de las condiciones de mercado y de la propia situación financiera de la compañía.

Los títulos, de hecho, ofrecen ahora una rentabilidad inferior al 2% en el mercado secundario, más de 100 puntos básicos menos. Es más, la compañía está negociando en estos momentos con la banca renovar su préstamo y pagar menos del 1% por la nueva financiación.

La posibilidad de recomprar anticipadamente los bonos está definida en el folleto de emisión: la venta se realizó a cinco años y medio con la opción de amortización anticipada a partir del segundo año. Eso sí, a cambio de una prima. El Corte Inglés deberá pagar un 1,5% extra sobre los 690 millones de euros de valor nominal de los títulos para compensar a los bonistas por hacer que el bono desaparezca antes de tiempo, lo que se traduce en 10,35 millones adicionales de coste.

La fecha marcada es solo la casilla de salida: a partir de octubre de 2020 podrá ejecutar la opción en cualquier momento y la prima a pagar se irá reduciendo conforme pase el tiempo. Si espera hasta ese mismo mes, pero de 2021, el coste extra de cancelación de la emisión se reduce al 0,75%, 5,18 millones de euros. Y si sigue aguardando y lo hace en octubre de 2022, la recompra ya no tendrá prima.

La rebaja en el interés de los nuevos bonos respecto a los antiguos debe, por lo tanto, compensar como mínimo esas cuantías. Pero la compañía puede tener serios incentivos para iniciar el movimiento en el mercado de capitales cuanto antes. “Cuando consiga el grado de inversión, le compensará de sobra la rebaja de unos nuevos bonos respecto a lo que tiene que pagar por la recompra”, aseguran fuentes financieras.

Sobre el autor

Artículos Relacionados