España, uno de los países con los precios de la electricidad más altos

Comment Off

España, uno de los países con los precios de la electricidad más altos

La oficina europea de estadística, Eurostat, ha informado que el precio de la electricidad de los hogares españoles en la segunda mitad de 2017 fue de 21,8 euros por cada 100 kilovatios hora (kWh), el quinto más alto de toda la Unión Europea.

Según Eurostat, este dato se sitúa levemente por encima de la media del bloque comunitario, que fue de 20,5 euros en el mismo periodo, y sólo es inferior a las cifras de Alemania (30,5 euros), Dinamarca (30,1 euros), Bélgica (28,8 euros) e Irlanda (23,6 euros).

Por el contrario, los países de la UE con el menor precio de la electricidad de los hogares fueron Bulgaria (9,8 euros), Lituania (11,1 euros) y Hungría (11,3 euros).

España se mantiene por tanto entre los países más caros en este aspecto, incluso a pesar de haber registrado una reducción del precio de la electricidad del 4,7% con respecto a la segunda mitad de 2016.

Además, España fue uno de los países europeos en los que es menor la proporción de impuestos y tasas en la fijación del precio de la electricidad de los hogares, con un 21%. El porcentaje varía en gran medida entre los Estados miembros desde el 69% y el 55% de Dinamarca y Alemania, respectivamente, hasta el 5% de Malta.

Los datos de Eurostat también muestran que España fue en la segunda mitad de 2017 el tercer país con los precios más altos de gas (8,7 euros por 100 kWh). En concreto, España comparte el tercer puesto con Italia y sólo Suecia (11,3 euros) y Dinamarca (8,8 euros) superan esa cifra.

Por contra, los hogares de Rumanía (3,1 euros), Croacia y Hungría (3,7 euros), Bulgaria (3,8 euros), Letonia (3,9 euros) y Lituania y Luxeburgo (4 euros) son los que menos pagan por el gas.

Recientemente, Eurostat informó que España es el segundo país de la Unión Europea con una mayor tasa de desempleo de larga duración, con un porcentaje del 7,7 %.

Con datos de Eurostat de 2017, el Instituto de Estudios Económicos (IEE) señaló que pese a que la tasa sigue siendo elevada y supera en más del doble a la media europea (3,5 %), se ha reducido en cinco puntos porcentuales respecto a 2013 (12,9 %), cuando la crisis azotaba con fuerza a España.

En aquel entonces había 2,9 millones de desempleados de larga duración, mientras que cinco años después la cifra bajó hasta los 1,7 millones actuales, que equivalen al 7,7 % de la población activa española, agregó el Instituto.

Por delante de España se sitúa Grecia, que registra una tasa de desempleo de larga duración del 15,7 %. Tras ellos, sigue otro país septentrional de la Unión Europea: Italia, que llega al 6,5 %.

Sobre el autor

Artículos Relacionados