El Banco de Inglaterra mantiene los tipos y recorta la estimación de crecimiento

Comment Off

El Banco de Inglaterra mantiene los tipos y recorta la estimación de crecimiento

Este jueves, el Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra ha decidido mantener los tipos de interés en el 0,75% en su reunión en vísperas de la retirada de Reino Unido de la Unión Europea.

Este encuentro también ha sido propicio para la despedida a Mark Carney como gobernador de la institución, que ha revisado a la baja sus expectativas de crecimiento para 2020 y los próximos años.

Los ejecutivos Jonathan Haskel y Michael Saunders volvieron a desmarcarse de los otros siete miembros del Comité al votar por tercera reunión consecutiva a favor de un recorte de 25 puntos básicos de la tasa rectora de la libra, hasta el 0,50%.

Por contra, los miembros del Comité del BoE votaron en bloque a la hora de mantener en 10.000 millones de libras esterlinas (11.856 millones de euros) la emisión de reservas del banco central para financiar la compra de deuda corporativa, así como de continuar con el programa de 435.000 millones de libras esterlinas (515.749 millones de euros) de compra de bonos soberanos.

En su análisis, la entidad señala que los indicadores más recientes sugieren la estabilización del crecimiento global, reflejando en parte la relajación de las tensiones comerciales y el alivio significativo de la política monetaria de varios bancos centrales.

La valoración cualitativa del BoE es optimista y afirman que “desde la reunión de diciembre, los desarrollos internacionales han sido positivos y los últimos datos de Reino Unido apoyan la tesis de una recuperación del crecimiento a corto plazo”, detallan las actas de la institución.

“El Comité monitorizará de cerca hasta qué punto estos indicadores tempranos de una mejora en las perspectivas [económicas] se sostienen y se ven apoyados por datos concretos sobre la actividad doméstica en los próximos meses”, ha zanjado el Banco de Inglaterra a través de un comunicado. “Unas incertidumbres del Brexit reducidas, y una política fiscal más relajada, también empujaría al alza el equilibrio de los tipos de interés en Reino Unido”, detalla el texto.

En este contexto tan gris, el BoE no se moja. “La política monetaria se fijará para garantizar un retorno sostenible al objetivo de inflación del 2%”, ha señalado el banco central británico.

Sobre el autor

Artículos Relacionados