17.5 C
Madrid
viernes, septiembre 24, 2021
Inicio Economía y Finanzas El superávit por cuenta corriente se reduce casi un 70% hasta septiembre

El superávit por cuenta corriente se reduce casi un 70% hasta septiembre

El superávit por cuenta corriente se reduce casi un 70% hasta septiembre

El Banco de España, a través de los datos de la balanza de pagos correspondientes al tercer trimestre del año, ha detallado que el saldo por cuenta corriente registró un superávit de 3.400 millones de euros entre enero y septiembre de 2018, lo que representa un descenso del 69,4% en comparación con el registro del mismo periodo del año anterior (11.100 millones).

El capítulo de bienes obtuvo hasta septiembre un déficit de 23.400 millones, un 38,5% más, y el de servicios un saldo positivo de 41.800 millones, por debajo de los 43.200 millones registrados un año antes.

Dentro de los servicios, turismo y viajes lograron un superávit de 33.000 millones, algo inferior al de 2017 (33.300 millones) y la partida de servicios no turísticos redujo su saldo positivo en un 11,1%, hasta los 8.800 millones.

Por su parte, la cuenta de capital amplió su superávit en 800 millones, hasta los 2.300.En suma, la cuenta corriente más la de capital redujeron su saldo positivo a la mitad en los nueve primeros meses del año y lo situaron en 5.700 millones.

Solo en el tercer trimestre de 2018, el saldo por cuenta corriente arrojó un superávit de 2.600 millones, inferior en un 61,2% al del tercer trimestre de 2017.

La Comisión Ejecutiva del Banco de España ha aprobado la reorganización de la Dirección General de Supervisión, presentada por su directora general, Mercedes Olano. Desde 2011, el supervisor español controla directamente alrededor del 15% del sistema financiero, los bancos pequeños y las cooperativas de crédito, según fuentes del Banco de España.

El resto son las 12 grandes entidades (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Banco Sabadell, Bankinter, Unicaja, Liberbank, Kutxabank, Ibercaja, Abanca y Cajamar), cuya supervisión es responsabilidad directa del Banco Central Europeo (BCE), aunque la plantilla del Banco de España trabaja en coordinación con Fráncfort.

Según el supervisor, se busca «reforzar la supervisión de las entidades menos significativas, responsabilidad directa del Banco de España y potenciar la coordinación» interna y con el Mecanismo Único de Supervisión, dependiente del BCE.

También se tratará de facilitar la coordinación con «otros organismos supervisores nacionales, para lo cual se reorganizan las funciones de análisis horizontal de la Dirección General», dice la nota oficial en referencia a la Comisión Nacional del Mercado de Valores o el ICAC, organismo de control de los auditores.

Últimas Noticias

- Advertisement -

Contenido Relacionado

- Advertisement -