El BCE ve margen para reducir costes en los bancos

Comment Off

El BCE ve margen para reducir costes en los bancos

Los bancos de la zona euro disponen de un “margen sustancial” para seguir mejorando su eficiencia de costes, incluyendo una mayor apuesta por la digitalización de sus servicios y el cierre de sucursales, según señala el Banco Central Europeo (BCE) como fórmula para que el sector recupere unos niveles viables de rentabilidad.

“La eficiencia de costes de los bancos de la eurozona se ha deteriorado desde 2010 y la evidencia empírica sugiere que existe margen sustancial para mejorarla”, apunta la institución.

En este sentido, el BCE recuerda que la ratio agregada de eficiencia de costes ha pasado del 62% en 2010 al 65% en 2017, principalmente como consecuencia del incremento de los costes de personal, que en el conjunto de la eurozona representaron el 0,8% de los activos en 2017, frente al 0,5% de los bancos escandinavos.

Entre las posibles medidas para mejorar de manera estructural la eficiencia del sector bancario, el BCE apuesta por profundizar el cambio desde las tradicionales redes de oficinas físicas hacia la banca digital, que puede ofrecer una oportunidad permanente de ahorro de costes a las entidades.

“El margen para el potencial ahorro de costes a través de este canal puede ser particularmente relevante en países con densas redes de sucursales”, señala el BCE, que reconoce que la capacidad de los bancos de reducir sus costes por esta vía dependerá de factores como las leyes laborales, la densidad de población, el grado de digitalización general y la concentración del mercado.

No obstante, el BCE advierte de que, si bien la digitalización ofrece significativas oportunidades de costes a medio y largo plazo, también conlleva costes materiales, lo que justifica un análisis de su impacto en la rentabilidad.

“Desde un punto de vista sistémico, la evidencia empírica reciente sugiere que una mayor dependencia de los servicios financieros digitales puede suponer unos mercados de banca minoristas más competitivos, puesto que resulta más sencillo para los usuarios buscar y comparar productos y precios, lo que puede ser positivo para la eficiencia del sector y aumentar la transparencia, pero podría también tener un impacto negativo de primer orden en la rentabilidad al reducir los márgenes”, apunta el BCE.

Asimismo, el banco central destaca la importancia de la solidez del balance de las entidades sobre las decisiones de inversión en servicios tecnológicos que estas adoptan.

Sobre el autor

Artículos Relacionados