Draghi: la política del BCE está perdiendo potencia y necesita ayuda fiscal

Comment Off

Draghi: la política del BCE está perdiendo potencia y necesita ayuda fiscal

Mario Draghi, el presidente saliente del Banco Central Europeo, ha señalado que Europa debe dar un salto adelante en integración y crear las instituciones que sean necesarias para lograr una estabilización económica, a medida que la política monetaria pierde potencia.

Después de hacer frente a años de crisis o débil crecimiento, el Banco Central Europeo ha gastado su arsenal de políticas convencionales y depende de una serie de herramientas no probadas y poco convencionales para estimular el crecimiento.

Draghi ha comentado en un evento de despedida que “es obvio que ahora es el momento de más Europa, no menos”. Este acto se ha celebrado un día antes de que concluya su mandato de ocho años y pase la autoridad a Christine Lagarde el 1 de noviembre.

En un discurso realizado ante una audiencia en la que destacaron la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, Draghi ha argumentado en favor de la necesidad de un presupuesto común para la Unión Europea para que haya una capacidad centralizada que permita estabilizar a la unión monetaria.

Los ministros de Finanzas de la Unión Europea llegaron a un acuerdo de un pequeño presupuesto para la zona euro más temprano en el mes, pero se ha quedado por debajo de las ambiciones originales que esperaban los funcionarios del Banco Central Europeo.

En el acto de despedida, Draghi ha señalado que “hoy estamos en una situación en la que las bajas tasas de interés no están logrando el mismo grado de estímulo que en el pasado, porque la tasa de retorno de la inversión en la economía ha caído”.

Además, ha agregado que “la política monetaria puede lograr aún su objetivo, pero puede hacerlo de manera más rápida y con menos efectos secundarios si las políticas fiscales están alineadas”.

Desde hace tiempo, Alemania se ha resistido a un gran presupuesto común o a compartir más riesgo, ante el temor de que sus contribuyentes tengan que pagar la cuenta por la irresponsabilidad fiscal de otros países.

Sobre el autor

Artículos Relacionados