Los PGE, en el Congreso

1 Comentario

Los PGE, en el Congreso

El proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2015 ha sido entregado este martes por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, a Jesús Posada, presidente del Congreso de los Diputados, para su tramitación.

Es la primera vez en la que los presupuestos llegan al Congreso de forma telemática y no en un formato físico, como un CD o un lápiz de memoria. Desde su tableta, el titular de Hacienda ha enviado un archivo de 141 megas con las cuentas públicas a Posada, que las ha recibido en tiempo real en una pantalla.

No obstante, los presupuestos han entrado también en la Cámara baja en el tradicional formato de papel, con los diferentes libros por capítulos de gastos e ingresos.

Montoro ha llegado al Congreso pasadas las 9.45 de la mañana, acompañado por los secretarios de Estado de Administraciones Públicas, Presupuestos y Gastos, y Hacienda.

Los presupuestos han llegado al Parlamento el último día hábil para cumplir la ley, que señala que las cuentas del ejercicio siguiente tienen que llegar a la Cámara baja antes de que finalice el mes de septiembre para que dé tiempo a su tramitación parlamentaria.

Tras la entrega oficial de los presupuestos, la Mesa del Congreso se reúne este martes para decidir el calendario de tramitación de las cuentas públicas, y hacia las 11.30,  Montoro ofrecerá una rueda de prensa para informar en detalle de las cuentas del Estado para 2015.

Una vez registrado el proyecto, los grupos parlamentarios tienen hasta última hora de esta tarde para solicitar comparecencias de los responsables de los distintos departamentos ministeriales para que expliquen las partidas correspondientes.

Los máximos responsables de Hacienda explicarán con detalle las cuentas de 2015 este martes, después de la somera presentación del pasado viernes tras el Consejo de Ministros, en la que se adelantó que los presupuestos tendrán un límite de gasto no financiero de 129.060 millones de euros, lo que representa una caída del 3,2% respecto a los de 2014.

Los ingresos tributarios deberían crecer el 3,5% en 2015 (primer año de la reforma fiscal) respecto a los presupuestados en 2014, hasta llegar a los 186.111 millones de euros, con descensos en los ingresos en IRPF (0,3%) y en impuestos especiales (un 2,7%) y aumentos en IVA (9,9%) y Sociedades (5,6%).

También recogen las medidas fiscales aprobadas por el Gobierno con el objetivo de incrementar el nivel de renta de las familias, algo que, según el Ejecutivo, servirá para dinamizar el consumo interno y las tasas de ahorro.

El gasto del conjunto de los ministerios disminuirá el 0,2% el próximo año hasta alcanzar los 34.526 millones de euros, una vez excluidas las aportaciones a la Seguridad Social, el Servicio Público de Empleo y Fogasa y las aportaciones al sistema eléctrico, y sin computar el impacto en el presupuesto de gastos del plan Crece.

El nuevo cuadro macroeconómico es algo más optimista, con una previsión de avance del PIB del 2% (dos décimas más de lo previsto anteriormente) en 2015, año en el que la tasa de desempleo sería del 22,9%.

El secretario de Economía del PSOE, Manuel de la Rocha Vázquez, ha afirmado que, de la información conocida hasta el momento de los presupuestos 2015, puede concluirse que “incrementarán la desigualdad y son electoralistas, inverosímiles e injustos”.

De la Rocha ha señalado que los PGE “son electoralistas, porque presentan una supuesta bajada de impuestos a un año antes de las elecciones, que no es tal para el grueso de la clase media y los trabajadores; al contrario, representa una gran transferencia de rentas a las grandes fortunas y grandes empresas. Además, incorporan bastante maquillaje contable para esconder un nuevo recorte de gasto público”.

El responsable de Economía de la Ejecutiva socialista también ha subrayado que “inverosímiles”, por cuanto “tanto sus previsiones de crecimiento como de ingresos no se sustentan con la realidad, ni con el entorno económico internacional”, y ha asegurado que son “injustos”, porque “incrementan la desigualdad en un momento más inoportuno”.

Asimismo, ha afirmado que los PGE de 2015 comenzarán a implementar la reforma fiscal del Gobierno, que reduce los impuestos al 10% de los ciudadanos más ricos del país, mientras al 90% restante “se le reduce las ayudas y las prestaciones y se les mantiene los incrementos de la imposición indirecta que se han ido aprobando desde el comienzo de la legislatura”.

Además, para De la Rocha Vázquez, las perspectivas económicas que acompañan los presupuestos revelan a las claras el fracaso de la política económica del Gobierno, “pues prevén que aun cumpliéndose las irreales expectativas de Rajoy, cuando acabe la legislatura habrá 400.000 empleos menos (hoy son unos 800.000 menos), que cuando el PP llegó al poder”.

“La supuesta menor tasa de paro de la que presume el Gobierno, si se cumpliera al final del 2015, será debida a una reducción de la población activa de unas 600.000 personas”, añadió al respecto.

Para el diputado de IU Gaspar Llamazares los PGE de 2015 son publicidad “para ingenuos”. “Sabemos que el Gobierno intenta hacer un presupuesto publicitario por razones electorales pero en realidad es el presupuesto de la austeridad publicitaria”, dijo este lunes en Madrid.

Señaló asimismo que los PGE para 2015 lo que hacen es “profundizar la depresión económica en nuestro país”, lo que supone “aumentar el desempleo y continuar con la política de recortes”. “Porque lo que no dice el señor Rajoy es que los recortes no son del año 2013, los recortes continúan en 2014 y en 2015 y la Unión Europea ha planteado 50.000 millones de recorte”, apuntó.

En este sentido, manifestó que los recortes planteados por la UE «no se pueden hacer si no se recorta la sanidad, la educación, los servicios sociales y las pensiones». “Ese es el presupuesto real. Lo demás es un presupuesto publicitario para ingenuos»”, sentenció.

Llamazares tachó de “fraudulentos” estos presupuestos porque hace previsiones de crecimiento económico “increíbles” que no casan con el decrecimiento de la eurozona.

“En segundo lugar, contempla unos ingresos que se establecen sobre todo en base a un reparto de las cargas injusto. El reparto de las cargas para la inmensa mayoría de los ciudadanos. Un regalo para ricos en la reforma fiscal”, denunció.

Por último, respecto a la política de gastos, para Llamazares los nuevos presupuestos solo profundizan el estancamiento económico. En su opinión, “Algunos dirán que hemos salido de la recesión. Hemos salido de la recesión pero seguimos en una depresión muy grave, en un estancamiento tanto de la economía como del empleo”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

1 Comentario

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)