La inflación de Alemania baja hasta el 1,4%

Comment Off

La confianza de los consumidores en Alemania se mantiene estable

La tasa de inflación interanual de Alemania se ha situado en agosto en el 1,4%, tres décimas por debajo del nivel registrado el mes anterior, según el dato preliminar publicado por la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

El precio de la energía se ha encarecido un 0,6% en agosto, muy por debajo del alza del 2,4% registrado en julio, mientras que los alimentos han subido un 2,7%, tras encarecerse un 2,1% el mes anterior. Por su parte, la subida de precios de los servicios ha sido del 1,6%, una décima más que el mes anterior.

Asimismo, la tasa de inflación armonizada de Alemania, que sirve de referencia para Eurostat, se ha moderado en agosto al 1% desde el 1,1% de julio, lo que deja el camino expedito a una intervención del Banco Central Europeo (BCE), que en su próxima reunión de septiembre podría anunciar un nuevo paquete de estímulos.

“Aunque se trata de buenas noticias para los consumidores, la baja inflación, combinada con las perspectivas de estancamiento de la economía en el mejor de los casos, refuerza el caso para nuevos estímulos monetarios por parte del BCE”, ha señalado el analista de ING Alemania, Carsten Brzeski.

“Pensamos que el BCE no quiere esperar a que la economía de la zona euro vuelva a verse atrapada en una posible espiral deflacionista, sino que realizará un ataque preventivo”, ha apuntado.

En este sentido, desde ING Alemania anticipan que este nuevo paquete de estímulos incluirá un recorte de 20 puntos básicos de la tasa de depósito, así como un mecanismo por tramos para mitigar el impacto de los tipos negativos en la banca, además de la reactivación del programa de compra de activos a un ritmo de 30.000 millones de euros al mes.

 

Sobre el autor

Artículos Relacionados