El número de billetes de 500, en niveles de 2003

Comment Off

El número de billetes de 500, en niveles de 2003

El número de billetes de 500 euros puesto en circulación se situó en el pasado julio en los 34 millones, la misma cifra que un mes antes, por lo que continúa en línea con los mínimos alcanzados en abril de 2003, cuando se situó en los 33,4 millones.

De este modo, el importe de todos los billetes de 500 euros se situó en los 17.000 millones de euros, según los datos publicados este martes por el Banco de España, tras la decisión adoptada por el consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) a principios de mayo de 2016 de dejar de producir billetes de 500 euros desde finales de 2018, aunque este papel sigue siendo forma de pago legal.

La decisión se debió a la “creciente preocupación” en la opinión pública de que están siendo utilizados para actividades delictivas, como la corrupción o la financiación del terrorismo.

Por su parte, el número de billetes de 50 euros en circulación subió en julio, hasta situarse en 1.050 millones, 5 millones menos que un mes antes. Sin embargo, la cifra es 17 millones inferior a la de hace un año.

El importe en julio de los billetes de 50 euros alcanzó los 52.500 millones de euros. De su lado, el importe de los billetes de 200 euros se situó en el séptimo mes del año en 1.600 millones de euros, con 8 millones de unidades, la misma cantidad que en los cuatro meses anteriores.

En el caso de los billetes de 100 euros, volvió a incrementarse la brecha entre billetes distribuidos y billetes retirados en julio, después de que las entidades que operan en España entregaran al Banco de España más billetes de los que se pusieron en circulación

En concreto, la diferencia entre los billetes distribuidos y los retirados en julio fue de 51 millones de unidades, tres millones más que en junio.

Esta situación se puede deber al hecho de que el país sea un receptor de turismo y la posibilidad de que los turistas hayan traído en el último año a España muchos billetes de este tipo, según apuntó el Banco de España cuando se produjo el primer descenso en febrero del año 2015.

Buena parte del dinero de los turistas acaba en las entidades de crédito, que devuelven parte de estos billetes al Banco de España porque no necesitan tantos para hacer frente a las necesidades de liquidez de sus clientes.

Sobre el autor

Artículos Relacionados