Ernesto Martínez, reelegido como presidente del Instituto de Auditores Internos

Comment Off

Ernesto Martínez, reelegido como presidente del Instituto de Auditores Internos

El Instituto de Auditores Internos de España ha reelegido a Ernesto Martínez, del Grupo Santander, en el cargo de presidente para un último año, al encadenar el sexto de su mandato permitido por los Estatutos de la institución.

Su renovación ha tenido lugar durante la Asamblea General celebrada por el Instituto que incorpora además en calidad de consejeros a los responsables de auditoría de Mapfre, María Luisa Gordillo; de Bankinter, Francisco Martínez, y en Inditex, Paula Mouzo.

El director de auditoría interna de Amadeus, Manuel de Alzua, pasa de secretario del Consejo a vicepresidente junto a Sonsoles Rubio (Iberdrola), mientras que Sonia Vicente (MMT Seguros), será la nueva secretaria del máximo órgano de administración.

El consejo cuenta además entre sus miembros con los responsables de auditoría interna de Indra, Reyes Fuentes; de Telefónica, Juan Francisco Gallego; en Banco Sabadell, Nuria Lázaro; de Grupo Vocento, Enrique Marzal; en Repsol, Isabel Moreno; Inditex, Paula Mouzo, y Grupo EDP, Azucena Viñuela, junto a Javier Faleato, director general del Instituto, y Fernando del Pozo como tesorero.

Durante su intervención en la Asamblea, el presidente del Instituto hizo un balance de la profesión y aseguró que el auditor interno “aporta una visión global del negocio para que sea sostenible y socialmente responsable”. Esta organización cuenta con cerca de 3.500 socios, auditores internos de las principales compañías e instituciones de todos los sectores económicos de España.

El director de Techware Consulting & Training, Pablo González Melgar, ha analizado en el último Lunes del IAI los cambios legislativos tras la aplicación del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD, durante el año posterior a su implantación; las lecciones aprendidas desde la perspectiva de Auditoría Interna; y las directrices que ésta deberá tener en cuenta en el contexto del cumplimiento del Reglamento.

Según González Melgar, con los trabajos realizados sobre la adecuación de las empresas al RGPD se ha observado que es conveniente concienciar en lo relativo a cultura del riesgo, “porque hemos identificado que el Data Protection Officer (DPO), que tiene que velar por el cumplimiento del reglamento, ha hecho un sobreesfuerzo para implantar las medidas de adecuación al RGPD y, en cierta forma, ha perdido su imparcialidad como elemento de monitorización como Segunda Línea de Defensa que es”.

En muchas compañías, si bien se ha llevado a cabo la implantación, y por tanto el cumplimiento de los principios, derechos y obligaciones en materia de protección de datos, falta la definición formal de un modelo de gobierno de la privacidad sustentado por un sistema de gestión de privacidad que pueda garantizar el mantenimiento y mejora continua de la implantación del Reglamento.

Sobre el autor

Artículos Relacionados