El fondo soberano de Noruega no deberá pagar los 3 millones en retenciones por sus dividendos en España

Comment Off

El fondo soberano de Noruega no deberá pagar los 3 millones en retenciones por sus dividendos en España

La Audiencia Nacional ha anulado la pasada semana las liquidaciones practicadas por Hacienda al Banco Central de Noruega relacionados con los dividendos obtenidos en 2008.

A través de las inversiones en España de la Reserva de Divisas y del Fondo de Pensiones Global del Gobierno del país escandinavo, la entidad obtuvo unos dividendos de 288.656 y 3,017 millones de euros, respectivamente.

La Audiencia Nacional ha argumentado que las retenciones son contrarias al libre movimiento de capitales.

Los magistrados de la Sección Segunda de lo Contencioso han estimado “los recursos presentados por Norges Bank contra sendas resoluciones del Tribunal Económico Administrativo Central en las que había confirmado las liquidaciones provisionales dictadas por la Unidad de Gestión de Grandes Empresas para la Delegación Especial de Madrid de la Agencia Tributaria el 9 de abril de 2015”.

La primera de las liquidaciones anuladas está relacionada con el Impuesto sobre la renta de No Residentes sin establecimiento Permanente de la Reserva de Divisas de Noruega correspondiente al primer, segundo y cuarto trimestre de 2008, por importes de 51.400,21, 39.106,01 y 198.150,45 euros, a cuenta de las inversiones realizadas mediante la adquisición de ciertas acciones de sociedades cotizadas en el Mercado Continuo Español.

La segunda de las liquidaciones anuladas está vinculada con las inversiones en España del Fondo de Pensiones Global del Gobierno de Noruega mediante la adquisición de acciones de sociedades españolas en el Mercado Continuo y correspondiente al segundo y cuarto trimestre del mismo año, por 642.591,17 y 2.375.097,20 euros, respectivamente.

La Sala de lo Contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional ha declarado el derecho del Banco Central de Noruega a obtener la devolución de las retenciones abonadas y a percibir los intereses de demora devengados por las cantidades a devolver desde la fecha en que se produjo su ingreso hasta la fecha en que se proceda a su pago.

Por otro lado, en ambas sentencias, la Sala entiende procedente que se condene al demandado en las costas causadas.

Sobre el autor

Artículos Relacionados