S&P confirma las notas de Luxemburgo y Austria

No Comentado

 S&P confirma las notas de Luxemburgo y Austria

La agencia de calificación de riesgos Standard & Poor’s (S&P) ha confirmado el viernes pasado la nota triple A de la deuda soberana de Luxemburgo,  y la AA+ de la de Austria.

Respecto a la nota de Luxemburgo, S%P la califica con perspectiva estable, gracias al potencial de su economía y a la solidez de su sistema institucional y gubernamental.

 “En nuestra opinión, la pudiente economía de Luxemburgo tiene unas perspectivas de crecimiento relativamente fuertes, respaldadas por un marco institucional y una gobernanza efectivos, así como una posición de acreedor externo neto fuerte”, señaló la agencia en un comunicado.

S&P considera también que, pese a que la exposición del país a riesgos relacionados con el sector financiero y los riesgos regulatorios relacionados, “creemos que el Gobierno mantendrá una posición presupuestaria en general sólida, reduciendo los déficit hasta 2015”.

La agencia señaló que la perspectiva estable que asigna al país refleja que existen “menos de una de entre tres probabilidades de que bajemos la calificación del país en los próximos dos años”.

Por ello, Standard & Poor’s informó de que reafirma la nota de “AAA” para la deuda soberana de Luxemburgo a largo plazo y la calificación de “A-1+” para la deuda a corto plazo.

S&P prevé que el PIB de Luxemburgo crecerá una media superior al 2 % entre 2014 y 2017, ya que espera que siga aumentando el consumo privado, reforzado por el aumento de población en el país y el aumento de los ingresos disponibles gracias a la indexación salarial, a la vez que se reduce el desempleo.

Por otra parte, S&P y ha señalado que podría “mejorar la nota de Austria si viéramos una mejora sustancial de la flexibilidad fiscal, que vaya más allá de los planes actuales del Gobierno, y una mejora de los indicadores externos”.

Los analistas de la agencia hacen así referencia a potenciales peligros para la economía austríaca, en particular la banca, por la crisis en Crimea y posibles sanciones financieras de la Unión Europea (UE) contra Rusia.

Ello se debe a que algunos bancos austríacos, como Raiffeisen International o Bank Austria, generan gran parte de sus beneficios en Rusia, lo que los hace especialmente vulnerables en el caso de medidas punitivas financieras.

Por eso, S&P asegura que también podría llegar a estudiar una bajada de la nota de solvencia para Austria “si el Gobierno -en contra de los esperado- se desvía de su plan de saneamiento presupuestario y aumenta su déficit público y su endeudamiento”.

El Gobierno austríaco, formado por una coalición de socialdemócratas y democristianos, está gestionando actualmente la polémica liquidación del banco nacionalizado Hypo Alpe Adria, lo que podría costar a largo plazo hasta un máximo de 17.800 millones de euros en dinero público.

La próxima creación de un “banco malo”, que gradualmente liquide los activos tóxicos de esa entidad, hará que la cuota de deuda pública de Austria crezca este año del 70,5 % al 80 % del Producto Interior Bruto (PIB). Ese fuerte aumento también afecta al evolución de la nota de solvencia Austria, recuerda S&P.

Austria continúa siendo una de las naciones de la eurozona que menos intereses paga por su deuda, con valores por debajo del 1,8 % para el bono a diez años, y solo por detrás en este sentido de Alemania y Holanda.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)