El beneficio de las empresas no financieras baja un 62,3%

No Comentado

 El beneficio de las empresas no financieras baja un 62,3%

Según los datos de la Central de Balances Trimestral (CBT), publicados en el Boletín Económico del Banco de España de marzo, el beneficio neto de las empresas no financieras cayó un 62,3% en 2012, en contraste con el descenso del 34,7% de 2011.

Esta abrupta caída de la rentabilidad del sector empresarial se explica principalmente por el “notable retroceso” de la actividad, que, medida en términos de valor añadido bruto (VAB), se contrajo un 3,9% en 2012, intensificando la caída del 1,3% registrada en 2011.

El descenso de la actividad propició en 2012 una caída del resultado económico bruto del 5,2% (-2,7% en 2011). Los gastos financieros subieron un 1,5% como consecuencia del “ligero” incremento del endeudamiento, que creció un 1,3%. De su lado, los ingresos financieros experimentaron un descenso del 6,5%, en contraste con la subida del 2,4% en 2011.

Todo ello provocó que el resultado ordinario neto de las empresas no financieras bajara el pasado año un 11,2% (-10% en 2011). Además, los ingresos atípicos ejercieron un impacto negativo sobre los resultados del pasado ejercicio, debido principalmente a “cuantiosas minusvalías” generadas en operaciones de venta de acciones, así como al deterioro por pérdida de valor de activos financieros. Una vez considerados estos extraordinarios, el resultado neto del sector empresarial arroja una caída del 62,3% en 2012.

Por lo que respecta al empleo en el sector empresarial, la tasa de variación reflejó una caída en 2012 del 2,6%, casi dos puntos más que la registrada un año antes (-0,8%). La destrucción de puestos de trabajo se concentró fundamentalmente en los temporales, con una caída del 15,3%, mientras que el personal fijo descendió un 0,7%.

Por ramas de actividad, las reducciones afectaron a casi todos los sectores salvo a la de comercio y hostelería, donde se contabilizó un leve aumento de las plantillas medias del 0,1%, tasa que en cualquier caso empeora el crecimiento del 1,7% experimentado un año antes. El retroceso más acusado, del 6,1%, fue para información y comunicaciones, frente al 3% de industria y al 1,6% de energía.

Las remuneraciones medias crecieron un 0,3% el pasado año, lo que supone una desaceleración respecto al 1% contabilizado en 2011. Esta desaceleración fue más evidente en aquellas ramas que habían registrado el año anterior incrementos salariales superiores a la media, como los sectores de energía e industrial donde las remuneraciones pasaron de crecer un 2,9% y un 2,2% en 2011, a situarse por debajo del 2% en 2012.

Asimismo, los gastos de personal descendieron un 2,4% en 2012, frente al aumento del 0,2% que registraron en 2011. Ello se debe fundamentalmente al mayor ritmo de destrucción de empleo y en menor medida, a la desaceleración del aumento de las remuneraciones medias.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)