Bundesbank: la recuperación de la economía alemana pierde fuerza

Comment Off

Bundesbank: la recuperación de la economía alemana pierde fuerza

El Bundesbank ha señalado que la recuperación de la economía en Alemania ha perdido fuerza en el cuarto trimestre del año.

En su boletín del mes de octubre, el banco central ha detallado que la productividad económica en Alemania ha subido con fuerza en el tercer trimestre y ha recuperado la mitad de la caída del primer semestre.

El Bundesbank ha agregado que “falta un 5% en comparación con el nivel anterior a la crisis en el último trimestre de 2019”.

En el segundo trimestre del año, Alemania registró la peor contracción desde que se comenzaron a recopilar las estadísticas trimestrales en el año 1970, debido a la pandemia del coronavirus.

La economía germana se contrajo en primavera un 10%, ajustados los efectos del calendario, pero después de haber tocado fondo en abril, la economía alemana comenzó a recuperarse.

Los expertos del Bundesbank han señalado en el boletín que “a perspectiva de hoy la recuperación económica ha podido mantenerse en el trimestre actual, pero a un ritmo notablemente más lento”.

Tras la fuerte caída registrada por la industria en primavera, se ha evidenciado una notable recuperación hasta julio y aunque en agosto se produjo un respiro, la producción industrial ha subido en julio y agosto un 13,5% frente al trimestre de primavera, desde abril hasta junio.

La recuperación del mercado laboral se ha mantenido y, por segunda vez desde el comienzo de la pandemia, el empleo se ha elevado en agosto en comparación al mes anterior.

El trabajo a jornada reducida ha disminuido, aunque es una medida que están aplicando muchas empresas.

En el mes de abril, 6 millones de empleados en Alemania contaban con un trabajo a jornada reducida, pero en julio esta cifra descendió casi un 30%, hasta 4,24 millones de personas.

En relación a los precios, el Bundesbank asume que la tasa de inflación armonizada se ubicará a finales de 2020 por debajo del nivel correspondiente en 2019 como consecuencia de la caída del precio del crudo y de los alimentos, aunque advierte de que, una vez que la bajada temporal del IVA expire en enero de 2021, las tasas volverán a ser positivas y superarán el 2% en el segundo semestre del próximo año.

Sobre el autor

Artículos Relacionados