La rentabilidad de la pequeña banca alemana es débil

Comment Off

La rentabilidad de la pequeña banca alemana es débil

La rentabilidad de los bancos y cajas de ahorro medianos y pequeños alemanes es “débil”, y es muy probable que baje más por el nivel históricamente bajo de los tipos de interés, al mismo tiempo que los datos sobre sus créditos inmobiliarios son malos, por lo que “es necesaria una recopilación de datos estandarizada” y una base jurídica.

Estos son los resultados de las pruebas de resistencia que el Bundesbank (central) y la autoridad alemana de supervisión financiera BaFin ha realizado a 1.400 bancos alemanes medianos y pequeños, los que no supervisa el Banco Central Europeo (BCE) directamente.

La prueba de solvencia de 2019 “ha confirmado nuestra estimación de que la fase de bajos tipos de interés crea un reto notable para los bancos”, dijo el director ejecutivo de Supervisión de BaFin, Raimund Röseler, al presentar los resultados en Fráncfort.

Röseler añadió que, en general, la mayoría de los bancos alemanes están bien capitalizados, también en el escenario de tensión, que supondría una caída de la cuota de capital de máxima calidad respecto a los activos ponderados por riesgo de 3,5 puntos porcentuales.

En principio, los bancos alemanes reconocen los desafíos por el entorno de bajos tipos de interés y han aplicado medidas para mejorar su rentabilidad. Pero prevén cada vez más pasar a los clientes los tipos de interés negativos, algo que hasta ahora solo afectaba a las empresas y clientes adinerados, dijo el director de Supervisión del Bundesbank, Joachim Wuermeling.

El Banco Central Europeo (BCE) decidió recientemente introducir un sistema de dos tramos para la remuneración del exceso de liquidez.

Debido a que la tasa a los depósitos bancarios es actualmente negativa, del -0’50 %, el BCE cobra a los bancos por el exceso de sus reservas a un día.

Pero a partir del 30 de octubre dejará de cobrar hasta el séxtuplo de las exigencias de reservas mínimas de cada banco.

Asimismo, debido a los bajos tipos de interés, los bancos y las cajas de ahorro están dispuestos a asumir más riesgos para mejorar sus resultados.

Sobre el autor

Artículos Relacionados