La desconfianza en EEUU arrastra a Wall Street

No Comentado

Wall Street se ha visto arrastrado por el mal dato sobre la confianza de los consumidores  en Estados Unidos y, en consecuencia, continua su segunda jornada en números rojos. Además, otro dato que se ha dado a conocer es el incremento del precio de la vivienda, el cual viene a confirmar la lenta recuperación en el mercado inmobiliario.

El Dow Jones de Industriales, la principal referencia del parqué neoyorquino, que agrupa a treinta de las mayores empresas cotizadas de EEUU, cerró con un retroceso del 0,17 % hasta 13.102,99 puntos, y el selectivo S&P 500, que mide la evolución de las 500 firmas más grandes del país, cedió un mínimo 0,08 % hasta las 1.409,3 unidades.

Mejor fueron las cosas en el otro indicador de Wall Street, el índice compuesto del mercado Nasdaq, donde cotizan algunas de las mayores empresas tecnológicas de Estados Unidos, ya que volvió a desmarcarse este martes de los números rojos para acabar la sesión con un avance del 0,13 % hasta los 3.077,14 puntos.

La prudencia volvió a instalarse hoy en el parqué neoyorquino desde los primeros compases de la jornada, después de conocerse un par de datos coyunturales dispares sobre la evolución de la economía de la primera potencia del mundo, y con la mirada de los inversores pendientes de la reunión de banqueros centrales del próximo viernes.

Por un lado, los inversores en Nueva York celebraron que el precio de las viviendas unifamiliares en las mayores ciudades de Estados Unidos subiera el 1,2 % en el segundo trimestre del año, una señal que se interpreta como una recuperación en el mercado inmobiliario.

Pero en el ánimo de los operadores pesó más que se conociera que la confianza de los consumidores estadounidenses en la evolución de la economía del país bajó en agosto hasta su nivel más bajo en nueve meses, desde noviembre de 2011, y retrocedió hasta los 60,6 puntos, comparado con los 65,4 de julio.

Hacia el ecuador de la sesión los principales indicadores de Wall Street continuaban teñidos de rojo siguiendo la senda bajista de las principales plazas financieras del Viejo Continente, donde París perdió el 0,9 %, Madrid el 0,88 %, Fráncfort el 0,6 % y Milán el 0,13 %, mientras que Londres cerró prácticamente plano.

De esta forma la cautela siguió instalada en Nueva York mientras todas las miradas siguen puestas en la reunión anual de banqueros centrales que se celebrará en Jackson Hole (Wyoming) este viernes y a la que finalmente no acudirá el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi.

Pese a la ausencia de Draghi, los inversores seguirán con gran atención esa cita y particularmente las palabras del presidente de la Reserva Federal estadounidense, Ben Bernanke, en la que tratarán de encontrar nuevas señales de una posible acción para estimular la mayor economía mundial.

En clave empresarial, uno de los grandes protagonistas de la jornada fue el grupo informático Hewlwtt-Packard, que lideró los descensos en el Dow Jones de Industriales con una caída del 1,8 %, un nuevo mínimo anual, con lo que acumula ya un fuerte retroceso del 34,39 % desde que comenzó el año.

Por su parte, el gigante tecnológico Apple cedió este martes un 0,13 % un día después de haber alcanzado un nuevo máximo histórico gracias a su victoria en la batalla de patentes con Samsung y tras solicitar a los tribunales que prohíban la venta de ocho modelos de la surcoreana en EEUU.

La otra cara de la moneda vino de la mano de la compañía estadounidense Lexmark, que se disparó el 13,73 % tras anunciar un plan de reestructuración que contempla su salida del negocio de la fabricación de impresoras de inyección de tinta y que implicará la eliminación de 1.700 empleos en todo el mundo.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)