Los inversores siguen refugiándose en el oro

No Comentado

Los inversores siguen refugiándose en el oro

Los inversores perciben menos riesgos políticos tras las elecciones en Holanda y Francia, pero todavía apuestan por “valores refugio” como el oro, cuyo precio ha subido tras las polémicas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y antes de las próximas citas electorales en Europa.

La victoria del europeísta Emmanuel Macron en Francia acabó con la última opción de un partido antieuro de alcanzar el poder este año, por lo que este 2017 de “potencial agitación política” ha visto cómo el riesgo “ha remitido”, según los analistas de JP Morgan.

Las posibilidades de ruptura de la eurozona se han “reducido” y, aunque los mercados han reaccionado positivamente, todavía queda “mucho potencial de subidas” porque más de la mitad de las inversiones en renta variable europea que salieron desde enero de 2016 “todavía tienen que volver”.

La amortiguación de la crisis de los refugiados y la fortaleza de la economía han debilitado el “deseo de un cambio radical” entre los votantes, aseguran desde la gestora de JP Morgan, por lo que la perspectiva para Europa es “positiva” aunque los inversores siguen siendo “relativamente prudentes”.

En este sentido, estos han mantenido su apuesta por “valores refugio” como el oro ante la incertidumbre después de resurgir las polémicas en torno a la presidencia de Trump y antes de las citas electorales pendientes este junio en Reino Unido y Francia.

Ante la duda de algunos analistas respecto a si el presidente de EE.UU. puede llegar a completar su mandato, los inversores han reforzado su exposición a los “activos refugio” como el bono alemán y el oro.

La onza de oro incrementó su valor desde principios de año hasta las presidenciales en Francia, lo cual reflejaba el temor de los inversores a una posible llegada de los eurófobos al poder, y aumentó su precio un 12,23 %, hasta alcanzar los 1.287,92 dólares una semana antes de la primera cita con las urnas en el país galo.

Tras este máximo del año y la derrota parcial de Marine Le Pen, llegó a los 1.219,10 dólares tras la victoria definitiva de Macron, aunque desde entonces ha vuelto a subir hasta el entorno de los 1.263,28 dólares.

Por su parte, el otro activo considerado “valor refugio” por su fiabilidad, el bono alemán a diez años, ha pasado del 0,189 % de comienzos de 2017 hasta el 0,156 % días antes de la primera vuelta en Francia, tras la cual se multiplicó por dos en apenas una semana.

En un contexto de mejora de la economía europea, además, los analistas indican la “probabilidad” de que esta fortaleza pueda empujar al BCE a retirar gradualmente la compra de activos, algo que “fortalecería” al euro.

La pasada semana, el presidente del organismo, Mario Draghi, ha aminorado los ánimos tras declarar en España que no percibe riesgo de burbuja ni en el sector inmobiliario ni en el crediticio, aunque hay áreas que “vigilar de forma estrecha”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)