Renfe baja un 11% el precio del billete del AVE

No Comentado

Renfe

Renfe bajará un 11% el precio general de los billetes de clase turista de todos los trenes de Alta Velocidad (AVE) a partir del próximo 8 de febrero, anunció Ana Pastor, ministra de Fomento.

Se trata de la primera vez que la operadora ferroviaria realiza un descenso generalizado del precio del AVE desde que este servicio ferroviario se implantó en España.

Tras esta bajada, Renfe aplicará además dos nuevos sistemas de descuentos del precio base de los billetes que pueden suponer rebajas de hasta el 70%. Uno se dirige a determinados colectivos de viajeros y a usuarios frecuentes, y el otro, a quienes adquieran su plaza con antelación.

Con estas medidas, Fomento busca acercar el AVE a un mayor número de personas, especialmente a los más jóvenes, que apenas suponen el 10,2% de los pasajeros, y lograr un mayor aprovechamiento de los trenes, que actualmente circulan con una ocupación de entre el 40% y el 60% de su capacidad total.

En cuanto a los dos nuevos sistemas de descuentos, que no pondrán acumularse, destaca el nuevo ‘Precio Promo’, que supone aplicar al AVE un sistema de venta de similar al de las compañías áreas.

Este modelo permite realizar descuentos de entre el 30% y el 70% en el precio base de los billetes AVE gracias a un sistema que flexibiliza las tarifas de las plazas en función de la demanda que tengan, de la antelación con que se compre las plazas, o de que se adquieran a última hora.

Según Renfe, aunque la anticipación en la compra del billete multiplica la posibilidad de obtener mejores descuentos, las ofertas podrán salir a la venta en cualquier momento. Los billetes ‘Precio Promo’ tendrán limitaciones en cuanto a cambios, anulaciones y exigirán un extra para elegir plaza.

El segundo sistema de descuentos, el destinado a distintos perfiles de pasajero, permitirá rebajas de entre el 20% y el 40% sobre la tarifa general.

Según la ministra de Fomento, “este nuevo sistema de comercialización permitirá viajar a más personas, captar nuevos clientes, especialmente jóvenes, y lograr un mayor aprovechamiento de los trenes”.

En cuanto a la previsión de demanda e ingresos adicionales que puede generar a Renfe esta medida, Pastor explicó que el objetivo de la iniciativa “no es mejorar los ingresos”.

“Buscamos que, al menos con los mismos ingresos, más ciudadanos se beneficien del AVE”, aseguró. “No buscamos ganar mucho si sólo beneficiamos a unos pocos”, añadió para después recordar que las líneas AVE se han construido con recursos públicos.

Renfe, que a partir del próximo 1 de julio deberá competir con otros operadores en tráfico de viajeros en tren y cerró el ejercicio 2011 con una pérdida neta de 335 millones de euros, ingresa unos 750 millones de euros anuales por la explotación del AVE Larga Distancia.

Este servicio transportó un total de 18,91 millones de pasajeros entre enero y octubre de 2012, según los últimos datos de Fomento, lo que supone un descenso del 1,6% en comparación al mismo periodo de 2011.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)