Situación de la banca andorrana

No Comentado

Situación de la banca andorrana

A punto de finalizar 2016, la banca andorrana se enfrenta a un año muy complicado. Diversas fuentes aseguran que los márgenes de las grandes entidades, como Mora Banc o Credit Andorra, están demasiado asfixiados.

Son varios los consultores que trabajan para las entidades del país vecino que han sugerido ya a sus directivos una fusión. En concreto, consideran que Morabanc es el principal caballo de batalla para el gobierno andorrano; el volumen de activos gestionados es de los más altos pero, dada la tipología de cliente, en ocasiones se ve forzado a perder dinero en la gestión.

Precisamente la tipología de cliente con que cuentan los bancos andorranos supondrá un problema mayor para lograr beneficios en el próximo año.

Para las entidades de Andorra, el negocio principal pasa por la gestión de activos (con un volumen cercano a los 40.000 millones en la gestión de fondos). Un tipo de negocio donde necesitan de la rotación de activos y el cobro de comisiones por beneficio y gestión para mejorar sus márgenes, y que se complica cuando el cliente prefiere perder algo de dinero antes que asumir grandes riesgos.

Una situación complicada de por sí que empeorará en 2017 debido a la aplicación de los acuerdos de intercambio de información. Supondrá que las entidades financieras andorranas deberán facilitar al Ministerio de Finanzas la documentación bancaria o financiera de cada cliente, y éste lo transmitirá a su vez a las autoridades fiscales de los estados miembros.

El intercambio automático de información en Andorra será de aplicación general desde el próximo 1 de enero, aunque la información bancaria con trascendencia fiscal y sus efectos en 2017 no estará a disposición de los distintos estados (incluyendo España) hasta 2018.

Desde las distintas entidades aseguran que este nuevo intercambio no supone una fuga de dinero desde los activos que gestionan, aunque lo cierto es que, a falta de cerrar el último trimestre del año, el nivel de activos gestionados está al menor nivel en los últimos tres años.

A la posibilidad de que las grandes fortunas regularicen o muevan su dinero para evitar la fiscalidad de los estados de origen se suman las dificultades que el sector bancario atraviesa en Andorra.

Andbank es la entidad que mayor volumen de fondos gestiona, y desde el gobierno de Andorra están presionando para una nueva fusión con Mora Banc, de manera que esta nueva entidad gestionase el 50% del total de activos que reciben los bancos del principado. Un movimiento que respaldan las consultoras que auditan las cuentas de las entidades, a quienes les asusta el bajo nivel de ROF (resultado de operaciones financieras) que tienen los bancos andorranos, y piden nuevas fusiones para lograr mayores rentabilidades.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)