Los españoles conservan 1.628 millones de euros en pesetas

Comment Off

Los españoles conservan 1.628 millones de euros en pesetas

Según datos del Banco de España publicados esta semana, y correspondientes al mes de agosto de 2018, los españoles conservan todavía en su poder billetes y monedas de peseta por un valor total de 1.628 millones de euros.

Si se compara con el dato del mismo mes de 2017, cuando el importe se situaba en 1.636 millones de euros, quiere decir que los españoles han recuperado en un año unos ocho millones de euros. De esos 1.628 millones de euros que aún mantienen en pesetas, 799 los tienen en monedas de peseta y 829 en billetes.

El Banco de España recuerda que los ciudadanos pueden cambiar sus monedas y billetes en pesetas por euros en su sede central de Madrid o en las sucursales que el organismo tiene en distintas provincias.

En el marco de una política de prevención del blanqueo de capitales, el supervisor puede exigir que el interesado se identifique si la cantidad a cambiar excede de los 3.000 euros.

La peseta fue la moneda de curso legal en España desde octubre de 1868 hasta el 28 de febrero de 2002, cuando fue sustituida por el euro.

Esta misma semana, el Banco de España ha constatado que la desaceleración de la economía española se agudiza, revisando a la baja sus previsiones de crecimiento.

En concreto, el supervisor bancario ha avanzado que su nueva proyección es un alza del 2,6 % en 2018, el 2,2 % en 2019 y el 2 % en 2020, lo que supone una rebaja de una, dos y una décima, respectivamente frente a sus estimaciones de junio.

Óscar Arce, director general de Economía y Estadística del Banco de España, ha aclarado que “la economía no está yendo claramente peor” pero que la “desaceleración de la primera mitad del año” fue peor de la esperada.

De hecho, su previsión es que España culmine el año con un déficit del 2,8%, superando incluso la nueva senda fiscal del Gobierno de Pedro Sánchez, que elevó su objetivo del 2,2% al 2,7% del PIB. El efecto, explican desde el supervisor, se debe fundamentalmente a la disminución del tamaño del PIB, lo que incrementa el peso del déficit, lo que también eleva ligeramente la deuda pública hasta el 98,1% para finales de este año.

Sobre el autor

Artículos Relacionados