La caída de las exportaciones acerca a Alemania a la recesión

Comment Off

La caída de las exportaciones acerca a Alemania a la recesión

La caída de las exportaciones registrada en el segundo trimestre del año está acercando a Alemania a la recesión.

El contexto económico ha estado marcado por la guerra comercial, lo que ha contribuido a una contracción del 0,1% del PIB de Alemania, frente al crecimiento del 0,4% de los tres primeros meses del año.

La Oficina Federal de Estadística (Destatis) ha detallado que “el desarrollo del comercio exterior frenó el crecimiento económico en el segundo trimestre de 2019” porque las exportaciones han descendido un 1,3% en el trimestre, mucho mayor que el retroceso del 0,3% de las importaciones.

La balanza comercial alemana ha reportado en el segundo trimestre del año una contribución negativa del 0,5% al desempeño económico de la mayor economía del Viejo Continente.

El consumo final de los hogares en Alemania ha registrado una contribución positiva del 0,1%, aunque este dato se ubica por debajo del 0,8% del primer trimestre del año, mientras que el gasto público ha crecido en torno al 0,5%, frente al incremento del 0,8% entre los meses de enero y marzo.

La formación bruta de capital fijo entre abril y junio ha reportado un retroceso del 0,1%, después de haber aumentado un 1,6% en los tres primeros meses de 2019.

En el sector de la construcción ha caído un 1%, frente al incremento del 1,5% del primer trimestre, mientras que la formación bruta de capital fijo en maquinarias y equipos ha crecido un 0,6%, tras el 1,4% de los tres meses anteriores.

Carsten Brzeski, economista jefe de ING Alemania, ha señalado que “la segunda estimación de los datos del PIB alemán del segundo trimestre muestra que no todo fue malo” y ha comentado que los detalles de los componentes del crecimiento muestran que “la contracción fue impulsada casi exclusivamente por la debilidad de las exportaciones”.

El especialista de ING ha indicado que “si bien la segunda estimación de los datos del PIB del segundo trimestre tiene algunos puntos brillantes, las perspectivas a corto plazo para la economía alemana siguen siendo sombrías” y ha agregado que la economía se encuentra en una “encrucijada peligrosa”.

Sin embargo, Brzeski considera que, “después de diez años de fuerte crecimiento económico, un estancamiento o incluso una recesión técnica en esta coyuntura no es motivo de pánico”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados