Decathlon se alía con Oney para ofrecer financiación ‘online’ a sus clientes

Comment Off

Decathlon se alía con Oney para ofrecer financiación 'online' a sus clientes

Decathlon ha anunciado que alcanzó un acuerdo con Oney, su partner en servicios financieros, para ofrecer financiación ‘online’ a sus clientes al incorporar el ‘Sistema de Financiación Online 3x 4x Oney’ tanto en su web como en sus 165 tiendas físicas de España.

Según ha informado en un comunicado, el acuerdo tiene como objetivo introducir el servicio de pago aplazado ‘online’ buscando una clara orientación a la mejora de la experiencia de compra de los clientes, dentro de su compromiso por la omnicanalidad. Así y a partir de ahora, todos los clientes de Decathlon podrán aplazar el pago de sus compras en “cómodas” cuotas.

Desde Decathlon España subrayan que este acuerdo supone un “paso más” en su “firme apuesta” por consolidar la transformación digital en el proceso de pago, ofreciendo a sus clientes una mejora en la experiencia de compra. “Con este sistema de financiación convertimos esta modalidad de pago en un proceso sencillo, rápido y respetuoso con el medio ambiente”, han recalcado.

La compañía ha señalado que para beneficiarse de este servicio, los clientes solo tendrán que aportar su tarjeta bancaria, bien sea de crédito o de débito, emitida por una entidad financiera española, poseer una cuenta de fidelidad MyDecathlon, y seleccionar el pago aplazado de sus compras en las cuotas que mejor se adapten a sus necesidades.

Semanas atrás se conoció que la filial española de la cadena de material deportivo repartió un dividendo de 100 millones de euros en 2018, un 11,1% más que en el ejercicio anterior, según consta en la memoria de sus cuentas anuales correspondientes al último ejercicio presentadas en el Registro Mercantil.

La compañía, que apunta que el dividendo va con “cargo a reservas voluntarias” y no con cargo específico a su ejercicio de 2017, subió la cuantía pese a que cerró el último ejercicio con una caída del 3% en sus ventas, hasta 1.499,4 millones, y una caída del 19% en su beneficio, hasta 96,6 millones.

Un retroceso que la firma achacó el pasado junio a “errores propios”, como la presentación de las diferentes líneas de productos en sus tiendas físicas que hacían más difícil encontrar los artículos, un descenso de las campañas de comunicación y al esfuerzo inversor.

Sobre el autor

Artículos Relacionados