La UE se centrará en reforzar el fondo de rescate

Comment Off

La UE se centrará en reforzar el fondo de rescate

Los líderes de la Unión Europea se centrarán en la cumbre del euro en reforzar el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE, el fondo de rescate de la eurozona), y aprobar el cortafuegos para el fondo de resolución bancaria europeo, pero aplazarán a diciembre otras decisiones.

“Mi intención es dar los primeros pasos para completar la unión bancaria y reforzar el Mecanismo Europeo de Estabilidad”, dijo Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, en su carta de invitación a los jefes de Estado y de Gobierno comunitarios.

Las expectativas para una cumbre anunciada como crucial para el futuro de la eurozona se han visto rebajadas ante la falta de acuerdo para adoptar medidas más ambiciosas y la urgencia de abordar la política migratoria para evitar la ruptura del Gobierno alemán.

Pese a ello, será la primera de los últimos meses que pase del debate a las decisiones.

Tusk llamó a aprovechar la oportunidad que proporciona la declaración franco-alemana de Meseberg y su propuesta conjunta para el euro, pero entre los Estados no todos se sienten a gusto con este compromiso, que España, por su parte, apoya sin ambages.

Se espera que los líderes acuerden poner en marcha el cortafuegos para el Fondo Único de Resolución bancaria, una reserva de dinero aportado por los países que se utilizaría si se produjese una quiebra bancaria que requiriera intervención europea y fuera de tal calibre que se agotara la totalidad de este fondo.

Esta red de seguridad, que la Comisión Europea propone dotar con 60.000 millones de euros, sería proporcionada en forma de una línea de crédito por el MEDE y podría estar en vigor antes de 2024, si se progresase en la reducción de los riesgos de la banca.

Esto, además de contribuir a completar la unión bancaria, forma parte de una reforma más amplia del MEDE por la que prevén aumentar sus poderes para vigilar las economías nacionales y diseñar futuros rescates, lo que podría ir acompañado de un cambio de nombre por el de Fondo Monetario Europeo u otra fórmula.

Francia y Alemania proponen, además, que la concesión de los futuros rescates esté ligada a que los países afectados reestructuren su deuda soberana, para lo que piden estudiar la introducción de cláusulas de acción colectiva que, en la práctica, facilitarían obligar a los acreedores privados a asumir pérdidas en caso de rescate.

La idea, sin ser nueva, es polémica porque algunos países creen que perjudicaría su acceso a los mercados.

Sobre el autor

Artículos Relacionados