La recuperación reduce el paro de larga duración al 44,3%

Comment Off

La recuperación reduce el paro de larga duración al 44,3%

Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) han hecho público un estudio en el que precisan que el paro de larga duración (más de un año en el desempleo) se situó en el 44,3% en 2019, porcentaje que se ha reducido 17,5 puntos desde 2014, año en el que rozó el 62%.

Dentro del grupo de parados de larga duración, los que llevan cuatro años o más en el desempleo son los que tienen un mayor peso, un 18,1%, seguido de los que llevan en paro entre dos y cuatro años (12,4%), los que llevan entre un año y año y medio (8,4%), y los que llevan en desempleo entre un año y medio y dos años.

En total, en 2019 había casi 1,5 millones de parados de larga duración, frente a los 3,5 millones registrados en 2013. Para los autores del estudio, este “abultado” volumen de desempleados de larga duración, a pesar de haberse reducido durante la recuperación, “parece indicar una cierta persistencia de este tipo de desempleo”.

En este sentido, en el estudio se advierte de las consecuencias del paro de larga duración tanto desde el punto de vista económico como social. “El desempleo de larga duración es una puerta de entrada a la pobreza y la exclusión social, al aislamiento y al empeoramiento de la salud mental del parado”, alerta el estudio, que urge a tomar medidas para facilitar la reinserción laboral de los desempleados por la vía de las políticas activas de empleo.

Además, muchos de los parados de larga duración tienen más de 50 años. Aunque el desempleo de larga duración se redujo en todos los grupos de edad entre 2013 y 2019, el menos beneficiado ha sido el de los mayores de 50 años, que es precisamente el que más cargas familiares posee y el que más difícil tiene su reincorporación al mercado laboral a causa de la edad.

En 2019, el 60,4% de los parados de más de 50 años llevaba en paro más de un año, porcentaje que baja hasta el 29,3% en el caso de la población más joven.

De acuerdo con esta investigación de la Fundación BBVA y el Ivie, las diferencias regionales en el porcentaje de parados de larga duración se han ampliado entre 2013 y 2019, de forma que mientras en 2013 la brecha era de 15,9 puntos, en 2019 se ha elevado a 28,4 puntos.

En el lado más positivo se encuentra Baleares, con un porcentaje de parados de larga duración del 26,3%, frente al caso de Asturias, que registra la mayor tasa de paro de larga duración, con un 54,7%.

Sobre el autor

Artículos Relacionados