Las compras digitales aumentan un 19% en cinco años

No Comentado

Las compras digitales aumentan un 19% en cinco años

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha realizado una encuesta que revela un aumento del 19% en las personas que realizan sus compras a través de internet en los últimos cinco años.

En 2009, un 30% de los ciudadanos había adquirido algo a través de la red en el último año, en la última encuesta realizada este porcentaje se sitúa actualmente en el 49%.

Igualmente ha aumentado el número de personas que confían bastante o mucho en internet como medio de compra, que ya alcanza el 43% cuando cinco años atrás era del 30%.

Si bien esta herramienta aporta comodidad y amplitud de oferta al consumidor, Irache recuerda en un comunicado que este tipo de compra también conlleva ciertos riesgos, según se constata en las continuas quejas que se reciben en la asociación por parte de personas que han comprado a través de la red.

Uno de los problemas más habituales es que el consumidor se encuentra con que el producto que ha recibido no es el que había encargado.

De hecho, destaca Irache, “probablemente la principal desventaja de internet es la imposibilidad de examinar físicamente el producto” y, por ello, “es muy importante que el consumidor conserve las condiciones de contratación y la descripción más detallada posible del artículo”.

Otro de los problemas más repetidos es que el producto comprado se estropea al poco tiempo de utilizarlo. En estos casos, es conveniente saber que los productos comprados por internet tienen la misma garantía que los que se adquieren directamente en la tienda.

Por tanto, el consumidor tiene dos años desde la compra para pedir su reparación o sustitución cuando son defectuosos. Además, en cualquier compra por internet, a diferencia de las que se hacen en el establecimiento, el consumidor tiene catorce días desde que recibe el producto para devolverlo sin ninguna penalización.

También acuden a Irache frecuentemente personas que han sido estafadas, en algunos casos con páginas falsas que imitan a otras web reales.

Otras veces se imita la página web de una entidad financiera para que el consumidor facilite sus datos bancarios y poder robarle el dinero que tiene en cuenta. En este sentido, conviene utilizar formas seguras de pago y no facilitar en ningún caso más que los datos estrictamente necesarios.

En otras ocasiones, la estafa se produce al comprar a particulares a través de páginas intermediarias que, en muchos casos, “sólo sirven como escaparate de ofertas pero no asumen ninguna responsabilidad ante posibles fraudes”, señala la asociación.

Para evitar este tipo de estafas, Irache aconseja informarse de las condiciones de la contratación de la web en la que se quiere comprar algún bien y tener especial precaución con las páginas web propiedad de empresas del extranjero, particularmente fuera de la Unión Europea (UE).

En estos casos es importante que el consumidor se informe, antes de adquirir cualquier producto, por si en el precio no está incluido cualquier arancel a pagar.

Finalmente, se aconseja para compras en empresas extranjeras tener en cuenta los inconvenientes en caso de reclamaciones, como idioma, distancia, impuestos y envíos.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)