La Inteligencia Artificial avanza hacia la ‘cibermanufactura’

Comment Off

La Inteligencia Artificial avanza hacia la 'cibermanufactura'

El auge de la Inteligencia Artificial (IA), sobre todo en la industria, abrirá en 2020 el camino a la ‘cibermanufactura’ en las fábricas, que también desarrollarán nuevos productos más ligeros, ha vaticinado en una entrevista el director científico de Tecnologías Industriales de Eurecat, Ricard Jiménez.

Las ‘cibermanufacturas’ serán, según Jiménez, plantas de producción con procesos que anticipan y corrigen errores productivos en tiempo real y que aprenden autónomamente.

El próximo año irrumpirán nuevos materiales más ligeros, como aceros avanzados y aleaciones ligeras de alta resistencia, así como compuestos reforzados con fibra de carbono para reducir el peso de productos cotidianos, como los móviles o las zapatillas de deporte, añade el especialista.

“La IA no solo es una nueva prestación en productos que vamos a adquirir, sino que también es un nuevo paradigma en los procesos que los fabrican”, afirma Jiménez.

“Con la denominada Industria 4.0, las tecnologías de manufactura están cada vez dotadas de más sensores y es posible disponer de más datos para conocer el estado de los procesos, mejorar la eficiencia y asegurar la calidad y personalización de los productos”.

Toda esta información fluye por redes con gran ancho de banda y es procesada a mucha más velocidad, por lo que la IA “ya podría apoyar el estado completo de una planta de producción y permitir tomar decisiones óptimas en tiempo real”, subraya.

En su opinión, esta evolución “hace vislumbrar ya en algunos sectores industriales el paradigma de la ‘cibermanufactura’, plantas de producción con procesos que anticipan y corrigen errores productivos y que aprenden autónomamente a medida que solucionan nuevas situaciones”.

“Este gran paso adelante es fruto no sólo de los avances en tecnologías, sino de la convergencia de todas ellas para un mismo propósito”, indica Jiménez, que pone de relieve que el abanico de tecnologías hardware, como sensores, actuadores, redes de comunicación, microprocesadores, mecatrónica y robótica “ya permiten desplegar el equivalente al sistema nervioso y neuromuscular de las plantas de producción”.

Por otra parte, la batería de tecnologías software, como la IA, la ciencia de datos y la ingeniería del conocimiento, “permite dotar de cerebro a todo este entorno, un cerebro centralizado como es el de la computación en la nube, y multitud de cerebros distribuidos, en el caso de la computación ubicua”.

Advierte, sin embargo, que “todo esto necesita un robusto sistema inmunológico, que sería el cometido de los sistemas de ciberseguridad”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados