Venezuela y China reforman acuerdo de préstamos pagados con petróleo

No Comentado

Venezuela y China reforman acuerdo de préstamos pagados con petróleo

Venezuela y China han llegado a un acuerdo para modificar el convenio bilateral mediante el cual el país miembro de la OPEP paga los préstamos con barriles de petróleo.

Esta reforma permitiría a Venezuela tener un mejor flujo de efectivo en el año 2015, cuando el Gobierno de Nicolás Maduro necesite incrementar sus gastos para afrontar, de la mejor manera, las elecciones parlamentarias previstas para final del año.

Uno de los acuerdos establecidos se centra en la eliminación de los montos mínimos de envío de 330.000 barriles por día a China, con lo cual se acordó que Venezuela enviará la cantidad que necesite para cumplir con el préstamo. De esta manera, el país sudamericano no necesitará esperar los reembolsos de dinero del gigante asiático.

Por otra parte, ambos Gobiernos acordaron el aumento del precio del barril que se tiene como referencia para calcular el valor del petróleo que se entrega. En un principio, habían asignado un valor de 50 dólares (40 euros) por barril.

Gracias al aumento en el precio del petróleo, la petrolera estatal venezolana PDVSA tendrá la capacidad de pagar el préstamo del Gobierno de China con una menor cantidad de envíos.

Como consecuencia de las cláusulas iniciales del acuerdo, el país latinoamericano enviaba más petróleo del que verdaderamente necesitaban para cancelar los préstamos luego del aumento de los precios internacionales del petróleo, por lo cual China tenía al final de año que reembolsar el dinero excedente.

Durante el Gobierno del Presidente Hugo Chávez se inició el mecanismo de financiación, mediante el cual Venezuela acordó enviar una determinada cantidad de petróleo y combustible a cambio de recibir préstamos que superaron los 45.000 millones de dólares (36.000 millones de euros).

En el 2013, Venezuela despachó unos 485.000 barriles diarios de crudo y combustible con un valor comercial de 16.600 millones de dólares (13.292 millones de euros), aunque en realidad tenía que pagar alrededor de 7.000 millones de dólares (5.606 millones de euros).

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)