Moody’s rebaja las previsiones de crecimiento para Italia

Comment Off

Moody's rebaja las previsiones de crecimiento para Italia

La agencia de calificación crediticia Moody’s revisó la pasada semana a la baja sus previsiones de crecimiento de Italia para 2018 y 2019, ante el menor ímpetu de su economía en un contexto marcado por la incertidumbre a causa de las tensiones comerciales entre la Unión Europea y Estados Unidos, así como a nivel político, lo que mantiene bajo vigilancia la nota de solvencia del país transalpino de cara a una posible bajada de rating.

De este modo, la calificadora de riesgos prevé ahora que la economía italiana, la tercera mayor de la zona euro, crecerá este año a un ritmo del 1,2%, tres décimas por debajo de su anterior pronóstico, mientras que en 2019 el PIB del país transalpino se expandirá un 1,1% en vez del 1,2% inicialmente proyectado.

En el conjunto de la zona euro, las nuevas previsiones de Moody’s contemplan una expansión del 2,1% de la economía de la zona euro en 2018 y del 1,8% en 2019, advirtiendo de que “un riesgo clave a la baja para los pronósticos de crecimiento deriva de las relaciones comerciales con EEUU”.

En su análisis, Moody’s ha confirmado sus expectativas de crecimiento para Alemania, con una expansión del 22,2% este año y del 1,7% el siguiente, pero ha recortado en dos décimas el pronóstico para Francia en 2018, hasta el 1,8%, confirmando en el 1,8% la previsión de 2019.

La agencia ha decidido extender el periodo de evaluación con vistas a una potencial bajada del rating ‘Baa2’ de la deuda a largo plazo de Italia con el objetivo de contar con “mejor visibilidad” sobre la dirección de las políticas del país transalpino, cuyo rating puso en revisión el pasado 25 de mayo y que espera concluir a más tardar el próximo mes de octubre.

“Moody’s está ampliando la revisión para una rebaja del rating de Italia que inició el 25 de mayo para obtener una mejor visibilidad sobre la dirección de las políticas del país”, anunció la calificadora de riesgos, señalando que, si bien habitualmente estas revisiones de rating se llevan a cabo en un periodo de tres meses, en este caso está ampliando el periodo a la espera de contar con mayor claridad sobre la senda fiscal y la agenda de reformas del Gobierno, por lo que confía en concluir el examen el próximo mes de octubre como muy tarde.

Las razones fundamentales por las que Moody’s puso en revisión para una potencial rebaja el rating italiano incluían el riesgo significativo de debilitamiento de la posición fiscal del país ante los planes del nuevo Gobierno, que asumió el poder en junio, así como el riesgo de que algunas reformas estructurales se interrumpan o sean revertidas.

Sobre el autor

Artículos Relacionados