El BCE mantiene su política monetaria

Comment Off

El BCE mantiene su política monetaria

Mario Draghi, el presidente del BCE, ha destacado el crecimiento sólido de la economía europea, pero ha defendido que todavía necesita de una política monetaria acomodaticia para acercarse a los objetivos de inflación, que se sitúa próxima al 2% pero aún por debajo de ese nivel.

El organismo, además de mantener tipos, se ha reafirmado en su decisión de reducir el programa de compra de deuda a partir de septiembre hasta los 15.000 millones de euros mensuales desde los 30.000 millones actuales, para finalizarlo a finales de año. Además ha señalado que en el Consejo de este jueves no se ha abordado la política de reinversiones con los vencimientos de la deuda adquirida.

A este respecto, Draghi había explicado en el mes de junio que el fin de las compras netas sólo significa que el balance del BCE no seguirá creciendo, sin embargo, se reinvertirán los activos que vayan venciendo para mantener unas condiciones financieras “cómodas y con la liquidez adecuada durante el tiempo que sea necesario”.

Mario Draghi ha mantenido la prudencia sobre la retirada de estímulos económicos y los posibles pasos que dará el BCE para reducir balance y terminar con el programa de deuda. El banquero italiano ha indicado que los riesgos globales, lo que incluye la amenaza de guerra comercial comercio, siguen siendo “prominentes”, aunque ha destacado que los riesgo sobre la inflación van “retrocediendo”, el BCE debe ser paciente, prudente y persistente.

El presidente no resuelve la duda de en qué momento el BCE comenzará a endurecer las condiciones crediticias. Draghi ha destacado la solidez de la economía y su fortaleza pero no ha obviado que los riesgos son “prominentes” sobre la amenaza al comercio. El presidente ha señalado que el principio de acuerdo entre EEUU y la UE, alcanzado ayer, son una “buena señal” pero “todavía es muy pronto para sacar conclusiones”.

La fortaleza subyacente de la economía confirma nuestra confianza en que la convergencia sostenida de la inflación con nuestro objetivo continuará en el futuro y se mantendrá incluso después de una liquidación gradual de nuestras compras de activos netos. No obstante, todavía se necesita un estímulo significativo de política monetaria para respaldar la mayor acumulación de presiones sobre los precios internos y la evolución general de la inflación en el mediano plazo.

Sobre el autor

Artículos Relacionados