S&P Global eleva su previsión de crecimiento para España

Comment Off

S&P Global eleva su previsión de crecimiento para España

La agencia de calificación crediticia S&P Global Ratings ha revisado dos décimas al alza su previsión de crecimiento para la economía española en 2019, cuando espera que el PIB de España aumente un 2,3%, según los últimos pronósticos de la calificadora de riesgos, que asigna a la deuda española a largo plazo una nota de solvencia ‘A-‘ con perspectiva positiva.

De cara a los próximos ejercicios, S&P Global mantiene su previsión de un crecimiento del PIB español del 1,9% en 2020 y del 1,7% en 2021, mientras que en 2022 la expansión pasará a ser del 1,5%.

Esta revisión al alza del ritmo de crecimiento de la economía española en 2019 tiene también su reflejo en una mejor previsión sobre la evolución del desempleo, ya que S&P Global espera que la tasa de paro se sitúe este año en el 13,8%, dos décimas por debajo de su anterior pronóstico, mientras que sigue anticipando que en 2020 será del 13%, aunque para 2021 ahora prevé un nivel de desempleo del 12,3%, frente al anterior 12%.

De este modo, España seguirá creciendo sustancialmente por encima de la media de la zona euro, para la que la agencia anticipa un ritmo de expansión del 1,1% en 2019 y del 1,3% en cada uno de los tres años siguientes. El pasado mes de marzo, la agencia proyectaba un crecimiento de la zona euro del 1,4% en 2020 y 2021.

La rebaja de expectativas de crecimiento para la zona euro refleja en gran medida el empeoramiento de las previsiones de S&P Global respecto de la economía alemana, puesto que, a pesar de revisar una décima al alza su pronóstico para 2019, hasta el 0,6%, ha recortado dos décimas el de 2020, hasta el 1,1%, mientras ha confirmado en el 1,2% el de 2021.

En el caso de Italia, la calificadora de riesgos mantiene su pronóstico de crecimiento del 0,1% en 2019, aunque empeora una décima el de 2020, hasta el 0,5%, mejorando en igual proporción el de 2021, hasta el 0,7%, y en dos décimas el de 2022, hasta el 0,8%.

En su análisis, S&P Global advierte que el mayor grado de apertura de su economía respecto de EEUU y la apuesta por las exportaciones en contraste con el estímulo en los últimos años del consumo privado en China hacen más vulnerable a la eurozona ante una ralentización del comercio como consecuencia de su mayor integración en las cadenas globales de valor.

Sobre el autor

Artículos Relacionados