El FROB recorta sus pérdidas un 70% en 2019

Comment Off

El FROB recorta sus pérdidas un 70% en 2019

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) recortó en un 70% sus pérdidas en el año 2019, hasta los 282 millones de euros, frente a los ‘números rojos’ de 905 millones en 2018. Este resultado se explica, en primer lugar, por los deterioros registrados por la valoración contable de sus participadas y el margen financiero del FROB, que fue negativo en 103 millones por los intereses pagados al Tesoro como consecuencia del préstamo concedido en 2012 para financiar la actividad del Fondo.

Según ha informado el organismo, se trata del tercer año consecutivo en el que reduce sus pérdidas. El activo ascendió a 10.456 millones de euros y el pasivo a 11.207 millones de euros, por lo que el patrimonio neto del FROB fue negativo por un total de 751 millones de euros.

El margen financiero del FROB es recurrentemente negativo debido a que los activos no generan ingresos financieros que compensen el gasto. En su activo se recogen principalmente la participación en BFA y la posición de tesorería del Fondo, materializada en deuda pública y en depósitos en el Banco de España, mientras que en el pasivo se encuentra el préstamo recibido del Estado, que al cierre de 2019 tenía un saldo de 10.456 millones de euros.

Para reequilibrar patrimonialmente las cuentas, el pasado 20 de febrero se llevó a cabo una conversión del préstamo concedido al FROB por el Estado por un importe de 3.000 millones de euros, quedando tras la conversión un saldo vivo de 7.456 millones de euros.

Con la conversión, que no supone una inyección de nuevos fondos al FROB, ni afecta a la capacidad del Estado para recuperar las ayudas públicas, ni tiene impacto en déficit ni en deuda pública, el saldo del patrimonio neto asciende a 30 de abril de 2020 a un importe positivo de 2.231 millones de euros.

En cuanto a la valoración de sus participadas, el FROB ha procedido a estimar el valor recuperable de su participación en el Grupo BFA, para lo que ha comparado el valor contable de BFA al cierre del ejercicio anterior con el patrimonio neto consolidado del grupo BFA, excluidos los intereses minoritarios y reflejado en sus cuentas anuales consolidadas.

El resultado ha sido un impacto negativo en cuenta de resultados de 30 millones de euros, frente al impacto negativo de 297 millones de 2018.

Asimismo, ha registrado un deterioro de su inversión en Sareb por un total de 169 millones de euros (en 2018 el deterioro fue de 382 millones) correspondiente a la deuda subordinada suscrita, con el que se culmina el saneamiento de la inversión del FROB en Sareb que se viene realizando desde 2014.

Sobre el autor

Artículos Relacionados