Fitch Ratings rebaja calificación de Venezuela a B

No Comentado

Fitch Ratings rebaja calificación de Venezuela a B

Fitch Ratings, la agencia calificadora, comunicó el pasado martes que ha rebajado la calificación de solvencia de Venezuela de “B+” a “B” (grado especulativo) con perspectiva negativa, debido a “la inestabilidad macroeconómica”, la demora de políticas que hagan frente a “la creciente inflación”, y la “distorsión” en el mercado de divisas.

La agencia pronostica un decrecimiento en la economía venezolana del 1 por ciento para este 2014, luego de la disminución del crecimiento reportado en el 2013 al 1,3 por ciento, frente al 5,6 por ciento de 2012.

“Las divisiones dentro del gobierno del presidente Nicolás Maduro y el débil capital político han retrasado los ajustes de política necesarios para abordar el aumento de desequilibrios macroeconómicos”, indica la agencia calificadora.

De acuerdo a la información que proporciona Fitch Ratings en su página web, el grado “B” indica que “el riesgo material está presente, pero todavía hay un margen de seguridad. Los compromisos financieros se están cumpliendo, pero la capacidad de un pago continuado es vulnerable al deterioro del entorno de negocios y económico”.

Ante el reciente establecimiento del nuevo Sistema Alternativo de Cambio (Sicad II), Fitch Ratings explicó “que podría aumentar la flexibilidad del tipo de cambio y por lo tanto la depreciación promedio del VEF (Bolívar)”, lo que significaría un alivio al sistema financiero, pero no despeja las incertidumbres sobre la “eficiencia y credibilidad del régimen”.

El Sicad II permite a los venezolanos comprar y vender divisas bajo la supervisión del Gobierno. Este Sistema Alternativo de Cambio inició sus operaciones el lunes pasado. con una tasa promedio de cambio de 51,86 bolívares por dólar (5,9 euros por dólar), lo que equivale a 8,2 veces por encima del tipo de cambio oficial, ubicado en 6,3 bolívares por dólar (0,72 euros por dólar).

Fitch Ratings señala con preocupación que existe en Venezuela un “alto grado de polarización” ante las continuas manifestaciones de calle en contra de la creciente inflación, la escasez y el aumento de la inseguridad que podrían agravar “la inestabilidad política”.

Sin embargo, Venezuela cuenta con importantes acuerdos de financiación con China y una producción petrolera, que ante los elevados precios del crudo, podrían atenuar las limitaciones de financiamiento externo.

“A pesar de aumento de la conflictividad social en Venezuela, Fitch considera que el riesgo de inestabilidad social y política que conduce a la interrupción de los ingresos derivados del petróleo se mantiene en la actualidad bajo”, agregó la calificadora de riesgo.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)