La demanda de gas subió un 5,7% en 2012

No Comentado

Demanda de gas

La demanda de gas natural del mercado convencional, que incluye hogares, empresas e industrias, creció un 5,7% en 2012 y alcanzó un récord histórico, si bien el consumo final cayó un 2,8% debido a un descenso del 23% en el correspondiente al gas para generación eléctrica, según el avance estadístico ofrecido por la Asociación Española del Gas (Sedigás).

El informe también cifra en 1.148 millones las inversiones materiales acometidas por el sector durante el ejercicio, frente a los 1.616 millones incluidos en la memoria del año pasado. A nivel europeo, España sigue siendo el país con más terminales de descarga y regasificación, y descarga el 37% del gas natural licuado (GNL) que llega a la Unión Europea.

De hecho, Sedigás cita como “punto fuerte” de la industria la variedad de orígenes de suministro, que incluye once países. Además, destaca la puesta en marcha de nuevas instalaciones de cogeneración, lo que ha impulsado el incremento en el consumo convencional, en el que la industria tiene un peso del 60%.

Si la industria consume el 60% del gas, los ciclos combinados para producir electricidad acaparan el 23%, mientras que el sector doméstico y comercial demanda un 16% del total. Este último grupo eleva su consumo por las temperaturas más bajas y por el esfuerzo en la captación de nuevos clientes.

La caída en la demanda de gas en ciclos combinados responde al incremento de la participación de las energías renovables, entre las que destacan las instalaciones solares y eólicas, y el menor precio del carbón de importación. La demanda total de gas natural en 2012 fue de 362.687 gigavatios hora (GWh) o de 31,2 bcm (31.200 millones de metros cúbicos).

Los 1.148 millones invertidos durante el año han permitido incrementar las infraestructuras del sector. Tras el esfuerzo de 2012, las inversiones totales realizadas desde 2000 alcanzaron los 14.000 millones.

Estas inversiones han permitido superar la cifra de 80.000 kilómetros de redes de transporte y distribución de gas, y también llegar a 1.579 municipios con servicio de gas, con lo que se cubre más del 75% de la población española y se alcanzan los 7,4 millones de puntos de consumo.

Sedigás considera que el gas natural sigue siendo clave en la cobertura de las puntas de demanda eléctrica en España y como soporte de las tecnologías de generación no gestionables. No obstante, la caída de demanda de gas para este fin ha reducido a un 14% la aportación de los ciclos combinados al ‘mix’ eléctrico.

Este menor consumo de gas para generación eléctrica ha ocasionado una menor intervención en el mercado de los ciclos combinados, cuyo factor de utilización a los largo del ejercicio se ha situado en un 19% de media.

Par Sedigás, los ciclos combinados son “la mejor opción para actuar de respaldo de las energías renovables por su flexibilidad operativa, eficiencia, coste de inversión y menor emisión de CO2 entre las energías tradicionales”. No obstante, esta tecnología está “infra retribuida y, en las condiciones económicas actuales, será improbable que se hagan”, asegura.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)