El volumen de títulos hipotecarios ascendió un 42% en 2020

Comment Off

El volumen de títulos hipotecarios ascendió un 42% en 2020

El volumen de títulos hipotecarios emitidos y admitidos a cotización ascendió a 42.594 millones de euros en 2020, un incremento cercano al 42% respecto al año anterior, de acuerdo con los datos facilitados por AIAF, el mercado de Renta Fija, y recopilados por la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

Este incremento se produjo a pesar de la mejora de las condiciones de financiación a través de las operaciones de refinanciación a muy largo plazo (TLTRO III) a tipos de interés negativos, que han rebajado las necesidades de liquidez.

No obstante, al contrario de lo que ocurrió en 2019, las cédulas hipotecarias no han sido el vector que ha promovido este crecimiento durante el último ejercicio.

De hecho, su volumen emitido ascendió a 23.408 millones de euros, alrededor de un 20% menos que el volumen emitido durante el ejercicio anterior, cuando este mismo recurso experimentó un incremento cercano al 50%.

En cualquier caso, se observa que mientras en la primera mitad del año este instrumento mostró un gran dinamismo, a medida que avanzaba la segunda mitad de 2020 las emisiones de cédulas se estabilizaron a favor de las titulizaciones hipotecarias que, después de varios años sin apenas registrar emisiones, presentaron un notable crecimiento.

Concretamente, las titulizaciones sobre activos garantizados con hipoteca han pasado de registrar un saldo emitido de unos 725 millones de euros en todo 2019 a suponer 19.186 millones de euros en 2020, cifra que no se alcanzaba desde el 2016.

En total, la AHE ha precisado que la evolución de los saldos en circulación por estos dos conceptos (cédulas hipotecarias más bonos de titulización hipotecarios) se saldó con un aumento interanual de un 3,1% a cierre de año, hasta situar su saldo en 321.070 millones de euros.

Pese a que la colocación de cédulas hipotecarias singulares registró un balance negativo durante 2020, el saldo vivo de estos títulos se elevó hasta los 199.449 millones de euros, un 1,9% más que respecto al saldo contabilizado a finales de 2019, si bien moderando su ritmo de avance desde mediados de año.

Mientras tanto, las cédulas multicedentes, instrumento empleado por las antiguas cajas de ahorro debido a su tamaño con frecuencia menor, continúan situándose a la baja (-11% en diciembre de 2020) con un saldo pendiente de amortización de 22.220 millones de euros.

En conjunto, la suma de ambos tipos de cédulas registró un saldo de 221.669 millones de euros, es decir, un leve aumento de un 0,5%. Estos instrumentos estarían financiando alrededor del 35% de la cartera hipotecaria, uno de los coeficientes más elevados de Europa.

Sobre el autor

Artículos Relacionados