La actividad de la eurozona se mantiene débil

Comment Off

La actividad de la eurozona se mantiene débil

IHS Markit ha informado que el crecimiento de la actividad del sector privado de la eurozona se ha mantenido en enero en un nivel semejante al de finales de 2019.

Según el dato preliminar del índice compuesto de gerentes de compras (PMI), que repitió los 50,9 puntos de diciembre, con síntomas de debilidad más allá de las economías de Alemania y Francia.

“Aunque hayamos cambiado de año, los resultados de la economía de la zona euro parecen los mismos de siempre”, ha señalado Andrew Harker, economista de IHS Markit, para quien la zona euro no ha logrado recuperar su ímpetu en enero, mientras que “hubo evidencias de debilidad fuera de los dos países principales”.

En el caso del sector servicios, la actividad ha registrado una leve desaceleración, al caer su índice PMI a 52,2 puntos desde los 52,8 de diciembre, su peor lectura en dos meses, mientras que el dato manufacturero subió a 47,8 desde 46,3 puntos, su nivel más alto en nueve meses, pero aún en recesión.

Los datos preliminares señalan una leve mejora de la situación en Alemania, cuyo índice compuesto ha subido a 51,1 puntos, su mejor lectura en cinco meses, con un repunte en los servicios a 54,2 puntos desde los 52,9 del mes anterior, mientras que las manufacturas se han mantenido en recesión, con una lectura de 45,3 puntos, frente a los 44,9 de diciembre. En ambos casos se trata del mejor resultado del índice en cinco meses.

Por su parte, el PMI compuesto de Francia ha bajado en enero a 51,5 puntos, su peor resultado en cuatro meses. En el caso del sector servicios, el índice ha caído a 51,7 puntos desde los 52,4, su peor lectura en cuatro meses, mientras que el dato manufacturero ha mejorado a máximos de dos meses al alcanzar los 51 puntos, frente a los 50,4 de diciembre.

Por su parte, Lagarde ha destacado que se mantiene “un crecimiento moderado” en la zona del euro. Lagarde ha explicado en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno que este frágil crecimiento refleja “la debilidad del comercio internacional” en un entorno de incertidumbres globales que impactan negativamente en el sector manufacturero y la inversión.

El producto interior bruto (PIB) de la Eurozona registró una expansión anual del 1,2% en el tercer trimestre de 2019, la misma cifra que en el trimestre precedente, de acuerdo a los últimos datos publicados por Eurostat, la oficina de estadística comunitaria.

Adicionalmente, el BCE ha mantenido sin cambios el tipos de interés de referencia para sus operaciones de refinanciación en el 0%.

Sobre el autor

Artículos Relacionados