La CE insta a decidir sobre el supervisor bancario único

No Comentado

Michael Barnier, comisario europeo de Servicios Financieros,  ha instado a los ministros de Finanzas de la Unión Europea (UE) a despejar las dudas sobre la voluntad política para crear un único supervisor bancario, en una entrevista publicada este lunes en el diario británico ‘Financial Times’.

Barnier ha subrayado la importancia de que el Ecofin envíe un mensaje claro a los “frágiles mercados” en su reunión de la próxima semana, en la que los Veintisiete abordarán de nuevo la posibilidad de convertir el Banco Central Europeo (BCE) en un único supervisor bancario.

“Ya es hora de decidir. Necesitamos un calendario acordado por los jefes de Estado y de Gobierno. Necesitamos una decisión política, y es posible”, ha dicho el comisario europeo de Servicios Financieros, en alusión al supervisor bancario.

Además, ha dejado abierta la posibilidad de cambiar la legislación comunitaria para favorecer la creación del supervisor bancario. No obstante, ha expresado su rechazo a un nuevo sistema de votación que beneficie exclusivamente a Reino Unido.

Por otro lado, el político francés se ha mostrado a favor de establecer un límite a los ‘bonus’ de los altos ejecutivos de la banca europea.

Los líderes europeos confían en lograr un acuerdo sobre la creación de un supervisor bancario para el próximo mes de diciembre. El principal escollo es la dificultad de garantizar la igualdad de trato de los Estados miembros de fuera de la eurozona, que no están representados en el consejo de gobierno del BCE.

Para superarlo, Bruselas ha propuesto crear un consejo de supervisión donde los países de dentro y de fuera de la eurozona tengan el mismo poder, pero de acuerdo con el Tratado la “última palabra” la tiene siempre el consejo de gobierno.

Reino Unido, por su parte, reclama tener derecho a veto en la toma de decisiones de la Autoridad Bancaria Europea, encargada de elaborar los estándares técnicos, argumentando que, de lo contrario, siempre estará en minoría frente a los países de la eurozona.

Otra de las cuestiones pendientes es resolver el reparto de tareas entre el BCE y los bancos centrales nacionales. El vicepresidente del BCE, Vítor Constâncio, ha pedido que el instituto emisor “mantenga el control sobre todos los bancos” aunque el sistema sea descentralizado y se ha opuesto a cualquier solución a “dos velocidades”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)