Los bancos españoles ganaron 14.846 millones de euros en 2018

Comment Off

Los bancos españoles ganaron 14.846 millones de euros en 2018

La Asociación Española de Banca (AEB) ha informado que los bancos españoles obtuvieron un beneficio neto atribuido conjunto de 14.846 millones de euros en el ejercicio 2018, lo que representa un aumento del 23% respecto a las ganancias logradas un año antes.

La patronal bancaria atribuye esta “positiva” evolución del beneficio al mantenimiento de los márgenes más recurrentes de la cuenta de resultados en un entorno de bajos tipos de interés, a la contención de gastos y a las menores necesidades de provisiones y saneamientos.

En concreto, el margen de intereses se mantuvo en 59.000 millones de euros, mientras que el margen básico, que incluye intereses, comisiones y dividendos -resultado recurrente de la actividad–, se situó en 80.000 millones de euros en 2018.

Asimismo, el margen bruto disminuyó en dos puntos porcentuales, hasta colocarse en 83.000 millones de euros, debido a que los mayores resultados por operaciones financieras fueron superados por los resultados negativos por diferencias de cambio.

Los gastos de explotación, por su parte, cayeron un 1,2% en 2018 y la ratio de eficiencia se mantuvo por debajo del 50%. La AEB ha indicado que este indicador se sitúa entre los mejores del conjunto de sistemas bancarios de la Unión Europea.

Las provisiones y dotaciones por deterioro de activos financieros continuaron con la fuerte tendencia a la baja experimentada en los últimos años y se redujeron en 2.600 millones de euros, un descenso del 13%. Esto se produjo de manera consistente con el esfuerzo continuado en la disminución de la morosidad.

De este modo, la rentabilidad sobre el capital (ROE) se situó en el 7,4%, frente a la ratio del 6,1% de 2017. El ROE se elevó a la vez que descendió el resultado atribuido a los intereses minoritarios y mientras aumentaron los fondos propios medios en un 3% de media.

El balance consolidado se elevó un 0,2% en 2018, hasta los 2,5 billones de euros, con una caída de la morosidad, mayores coberturas, fortalecimiento de la solvencia y mantenimiento del peso de la actividad típica del modelo de banca comercial minorista.

Por otra parte, el crédito a la clientela creció un 2,6% y superó la cifra de 1,5 billones de euros, hasta representar el 60% del balance consolidado, recuperando así el peso que registraba en el total del activo hace cinco años.

Sobre el autor

Artículos Relacionados