El déficit público francés, en el 2,5% del PIB

Comment Off

El déficit público francés, en el 2,5% del PIB

 

El déficit público de Francia alcanzó el 2,5% del PIB al cierre de 2018, su menor nivel desde 2006, y solo una décima por debajo de las previsiones del Gobierno de Emmanuel Macron, según el Instituto Nacional de Estadística galo (Insee). La cifra supone además tres décimas menos respecto al dato de 2017.

Asimismo, el organismo ha revisado una décima al alza el crecimiento del PIB de Francia en 2018, hasta el 1,6%.

De este modo, por segundo año consecutivo, Francia logra cumplir con los límites de déficit marcados por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE, que había incumplido durante una década.

“Por primera vez en más de diez años hemos logrado con éxito reducir los impuestos, rebajar el gasto público, recortar la deuda pública y el déficit, además de estabilizar la deuda”, ha destacado el ministro de Acción y Cuentas Públicas de Francia, Gérald Darmanin, en declaraciones a la emisora RTL.

En concreto, los ‘números rojos’ de las cuentas públicas francesas en 2018 ascendieron a 59.600 millones de euros, frente a los 63.600 millones de 2017, después de que los gastos sumaran 1,31 billones de euros y la recaudación 1,25 billones.

De este modo, el gasto público de Francia aumentó en 2018 un 1,9%, moderándose respecto del incremento del 2,3% en 2017. Las prestaciones sociales aumentaron un 1,8% en 2018, una décima más que en 2017, como consecuencia del mayor peso del gasto en pensiones, mientras que se desaceleró el crecimiento del gasto en prestaciones relacionadas con la infancia, al 1,1% desde el 2,7% de 2017.

En porcentaje de PIB, la recaudación disminuyó al 53,5% desde el 53,6%, mientras que los gastos bajaron al 56% del PIB desde el 56,4%.

Por otro lado, el Insee informó de que la deuda pública de Francia, según los criterios de Maastricht, se situó al final de 2018 en 2,31 billones de euros, cifra equivalente al 98,4% del PIB galo y que supone un ajuste a la baja de 7.900 millones de euros en comparación con el tercer trimestre de 2018, cuando alcanzaba el 99,4% del PIB.

“La política económica impulsada por el presidente de la República funciona”, ha añadido Darmanin en referencia a la reducción del déficit y a la revisión al alza del crecimiento del PIB de Francia en 2018, hasta el 1,6%, una décima por encima de la primera estimación del dato.

No obstante, a pesar de la revisión al alza, el crecimiento del PIB de Francia en 2018 fue siete décimas inferior al 2,3% registrado en 2017. Entre los factores que explican la desaceleración francesa destaca el menor incremento del consumo de los hogares, con un crecimiento del 0,8% desde el 1,1% del año anterior, así como del gasto público, que aumentó un 1,1%, frente al 1,4%.

“El crecimiento es sólido: se revisó al 1,6% en 2018 frente al 1,5% del último pronóstico de Insee. La política económica del Gobierno está dando sus frutos”, destacó el ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire.

El ministro remarcó además que se ha conseguido “por primera vez en más de 10 años” reducir la carga fiscal, el gasto público, el déficit público, y estabilizar la deuda pública.

Sobre el autor

Artículos Relacionados