El IBI, único impuesto cuya recaudación no ha caído nunca

No Comentado

El IBI, único impuesto cuya recaudación no ha caído nunca

El IBI, impuesto sobre bienes inmuebles, es el único tributo en el sistema fiscal español  cuya recaudación no ha caído nunca.

El impuesto sobre bienes inmuebles es una figura impositiva que los propietarios de inmuebles pagan cada año y que aporta a las arcas públicas más de 10.000 millones de euros.

Sin embrago, la recaudación del IRPF, el IVA, el impuesto sobre sociedades, los tributos que gravan tabaco, alcohol o gasolina, las tasas sobre el juego, el impuesto sobre el patrimonio, sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados o el impuesto sobre sucesiones y donaciones, entre otros, han registrado en algún momento u otro tasa negativas.

El IBI se ha erigido como la figura más estable y contracíclica del sistema. Desde que se instauró en 1989 en sustitución de tres tributos (la contribución territorial rústica, urbana y el impuesto municipal sobre solares), los recursos públicos aportados por el IBI no han dejado aumentar. Su peor resultado lo obtuvo en 1999, cuando la recaudación solo creció un 4,4%.

El hecho de que el IBI recaiga sobre la posesión y no sobre la adquisición de inmuebles explica que haya sorteado con éxito la crisis. Antes de ésta, el IBI era el séptimo impuesto por recaudación del conjunto del sistema tributario; hoy ocupa la cuarta posición solo por detrás del IRPF, el IVA y el impuesto sobre sociedades.

El tipo impositivo del IBI se mueve entre el 0,4% y el 1,1% y se aplica sobre el valor catastral de los inmuebles que, según los expertos, representa en torno al 50% del precio de mercado.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)