El FMI prevé una caída del PIB de Venezuela del 35%

Comment Off

El FMI prevé una caída del PIB de Venezuela del 35%

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una caída del PIB de Venezuela del 35% respecto al 25% que había estimado en abril.

A principios de este año, la actividad se ha desacelerado en varias economías de la región debido a “factores idiosincrásicos” y el caso más dramático es el de Venezuela, donde ahora espera una contracción del 35% del PIB.

El organismo ha explicado que “la profunda crisis humanitaria y la implosión económica en Venezuela siguen teniendo un impacto devastador, y se prevé que la economía se contraiga alrededor de 35% en 2019″.

Venezuela, que se encuentra en medio de una crisis política y humanitaria, sufre una debacle de su economía, que desde este año se ha agravado por las sanciones estadounidenses y apagones que paralizan el país.

Para toda la región, el informe del FMI espera un crecimiento de 0,6% (0,8 puntos porcentuales menos que en el informe de abril) y un repunte a 2,3% en 2020.

Este bache ha afectado de forma negativa las previsiones de crecimiento para Brasil este año, con un recorte 1,3 puntos a 0,8% y en México, con una rebaja de 0,7 puntos, para una expansión del PIB proyectada en 0,9%.

Este empeoramiento del panorama de región se presenta en un contexto de recorte de las previsiones para el crecimiento mundial, con una rebaja de 0,1 puntos para 2019 y 2020, para una expansión de 3,2% y 3,5%, respectivamente.

El ajuste a la baja de las perspectivas para América Latina está en línea con un recorte de 0,3 y 0,1 puntos para las perspectivas de los mercados emergentes y en desarrollo para este año y el próximo.

En este sentido, el organismo ha indicado que “la considerable revisión a la baja para 2019 refleja las rebajas de las calificaciones crediticias de Brasil (…) y México”.

En relación a Brasil, el FMI ha señalado que “el ánimo se ha deteriorado notablemente dada la persistente incertidumbre acerca de la aprobación de la reforma de las pensiones y otras reformas estructurales”.

Sobre México, el FMI ha dicho que la inversión sigue siendo débil y que el consumo privado se ha desacelerado, como resultado de la incertidumbre en torno a “políticas, el deterioro de la confianza y el aumento de los costos de endeudamiento”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados